sábado, 16 de enero de 2010

Emily The Strange: Los días Perdidos

Tijereta, el nombre inventado por ella misma ante la amnesia que padece, sólo sabe que acaba de despertarse y que está sentada en un banco en mitad de un parque destartalado. Pero, ¿cómo ha llegado hasta aquí?
Sus pertenencias son escasas: un cuaderno de notas, un boli y un tirachinas. No tienes pistas sobre quién es y qué está haciendo en ese sitio. Así que decide comenzar a apuntarlo todo y darse un paseo por la ciudad en la que se encuentra, que parece llamarse Blackrock, a pesar de que no hay rocas negras a la vista y todas las casas están pintadas de beige…

Bueno, no puedo contaros más, porque os estropearía el libro, pero de veras os lo recomiendo, se lee en un día más o menos y tiene muchas imágenes, está narrado en primera persona, como si leyeramos su diario (la libreta que escribe desde que llegó a Blackrock). Podeis leeros el primer capítulo pinchando aqui

9 comentarios:

  1. Me parece un libro interesante, pero no es un libro un poco para chicas.
    De parte de Sara: vaya velocidad Irene!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja!! oye, por cierto, no, no tiene nada de chicas creo yo, es en plan Diario de Greg ¿entiendes? Nada de ''Querido Diario:'' ni cursiladas, la verdad ella es un poco extraña...

    ResponderEliminar
  3. ¡Por algo ese título! Jaja
    La verdad que yo empecé a leerlo y no me gustó nada, ni si quiera lo acabé ...

    ResponderEliminar
  4. Pero tu resumen es muy bueno, ¡empiezas a plublicar entradas y no hay quien te pare!

    ResponderEliminar
  5. jejeje es que me emociono fácilmente... y la verdad es que el principio es un poco toston pero luego mejora bastante ¿no quieres intentarlo otra vez?

    ResponderEliminar
  6. Bueno, ya que me animas, quizá lo haga, es que en la primera parte ¡no me enteraba de lo que pasaba!

    ResponderEliminar
  7. Jaja hay muchos libros que son así, ya te lías en la primera parte y no puedes seguir.

    ResponderEliminar
  8. Exacto y, si intentas volver a leerlo, se te quitan las ganas...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.