jueves, 15 de abril de 2010

OPINIÓN BARRO DE MEDELLÍN

Me ha defraudado por cuatro razones:
1ª Últimamente estoy leyendo una serie de novelas estupendas y fantásticas (Huesos de Hielo, Crónicas de la Torre, Crónicas Vampíricas...) Por lo que el listón estaba muy alto, y este libro no ha sabido superarlo ni por asomo.
2ª He leído varios libros sobre el autor, y quizá sea sensación mía pero, todos estaban mucho mejor narrados. Puede ser que esta impresión mía se deba a que efectivamente no haya ni presentación ni desenlace... Es como si abriesemos un diario a la mitad, leyésemos unas cuantas páginas y lo volviesemos a cerrar.
3ª No hay acción, ni aventura, ni riesgo, ni misterio, ni peligro... Sinceramente, llegó un punto en la novela en el que sencillamente, no me apetecía seguir leyendo porque no encontraba nada interesante, mínimamente interesante, en la trama.
4ª Y última, la idea inicial -o lo que yo entiendo como idea inicial- la dura realidad que tienen que vivir unos niños pobres, pudo haber sido un buen tema, es más lo es. Pero considero que el autor no ha sabido sacarle todo el provecho, parece que nos estuvieran contando un documental.

Y no confundamos por favor, esta novela, con una novela realista, porque sí que lo es; pero no todas son así. En las novelas realistas (o por lo menos las que yo he leído hasta el momento) los personajes tienen y expresan muchísimos sentimientos y alguna trama tiene, a parte de contar su vida. A mucha gente le gusta la novela fantástica, pero si nos damos cuenta, excepto por los seres y lugares mágicos, los sentimientos de los personajes fantásticos son exactamente los mismo que los de los realistas. Y yo, en Camilo y Andrés no vi sentimientos. No entendí a Camilo, todo porque el autor puso un muro impenetrable para que el lector no pudiese penetrar en sus sentimientos y emociones, igual lo hizo a propósito, pero a mí no me gustó. Es más, si a mi me sucediese lo que le ocurre a Camilo, supongo que no me comportaría de esa manera, prácticamente ajena a el calvario que ciertamente está viviendo...

No es ni mucho menos, la mejor novela que he leído, pero tampoco la peor, he podido acabarla y de vez en cuando había amagos de que me interesase. El problema es que no he entendido el mensaje que nos quería transmitir, porque no he entendido a los personajes... Y como solo he podido comprender que un niño roba ladrillos, cemento y libros; no me ha parecido que ese sea un tema para hacer una novela.

13 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con que no tiene ninguna acción, es mas, los diálogos entre Camilo y Andres son estúpidos, pero tampoco es que me haya defraudado tanto. Pero gracias por tu opinión Ana, cada persona tiene la suya.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Ina. Los diálogos son bastante estúpidos, podemos entender que sean niños pequeños, pero... Gracias por respetar mi opinión :)

    ResponderEliminar
  3. Si, la verdad aunque sean niños pequeños... Los diálogos son como:
    -Hola
    -Hola
    -¿Qué tal estás?
    -Bien
    -Yo también
    -Vale, hasta mañana
    -Hasta mañana
    Y eso es lo que menos me gusto la verdad... De nada Ana.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, como lo de:
    - ¿Te gusta nuestro barrio?
    -Sí
    -A mí también
    -Lo suponía

    ResponderEliminar
  5. Si, la verdad que los diálogos me han decepcionado bastante...

    ResponderEliminar
  6. A mí, a parte de los diálogos, también la trama :S

    ResponderEliminar
  7. Bueno, es un libro sencillo, fácil de leer, con una trama no muy extensa, pero también hay que tener en cuenta que es para niños de 10 años o asi...

    ResponderEliminar
  8. Quizá no deberíamos haberlo leído

    ResponderEliminar
  9. Quizá, pero Gonzalo lo ha dicho...

    ResponderEliminar
  10. Bueno, evidentemente si lo mandan en el colegio sí, y además mañana viene el autor pero, si como tu mismo dices no es de nuestra edad, es normal que algunas cosas no nos gusten :)

    ResponderEliminar
  11. Si Ana, estoy de acuerdo contigo. Algo que no sea para nuestra edad, no tiene porque gustarnos. Como la obra de teatro que nos llevó a ver Jimena...

    ResponderEliminar
  12. Coincido plenamente con tu opinión. Es más, coincidimos con la hermana de Javier Cuadrado, creo recordar iba a cuarto o a quinto... ~~

    ResponderEliminar
  13. Claro Ana, mas a nuestro favor, la verdad que fue un poco infantil...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.