viernes, 31 de diciembre de 2010

El príncipe de la niebla


Trata sobre una familia que llega nueva a un pequeño pueblo costero, habían comprado una casa allí y al llegar a la estación de tren, el protagonista ve que el reloj va al revés.
Toda la historia continúa normal hasta que conocen a un chico que esta enamorado de su hermana mayor y es submarinista.
Les lleva a bucear y el abuelo del chico les cuenta una historia sobre ese barco.
Les dice que él viajó en ese barco y que él fue el único superviviente del naufragio, que con él viajaba un despiadado mago llamado el Príncipe de la Niebla.
El Príncipe de la Niebla era un hombre que concedia todo lo que alguien le pidiese pero si el que se lo pedía no le devolvía el favor lo hacía desaparecer o lo mataba.
Les dice que él antiguamente era un ingeniero y que él fue el constructor del faro.
En los siguientes días el protagonista descubre un jardin de estatuas de payasos. Se va a su casa y ve unas cintas donde las estautas estaban en distintas posiciones.
Se va al cementerio del pueblo y en un mausoleo descubre que era el del hijo de los antiguos propietarios de la casa.
Empiezan a investigar y se enteran de que el Príncipe de la Niebla sigue vivo y va a por el anciano y su nieto.
Un día, hay una tormenta en el mar y del mar emerge el barco cn el Príncipe a bordo.
Los tres chicos se enzarzan en una batalla con él y los dos hermanos sobreviven.
Los dos llegan a casa apenados por la muerte de su amigo y del abuelo de este, reciben la noticia de que su hermana pequeña tuvo un incidente porque se cayó por las escaleras pero ya había recueprado la consiencia y volvía para casa. Apartir de ese momento nadie supo más del Príncipe de la niebla.
Autos: Carlos Ruiz Zafón.

2 comentarios:

  1. Gracias por la entrada Javier. Yo leí el libro el año pasado, que me lo dejó Javier Cuadrado y no me acuerdo muy bien del final. La verdad, es una historia muy desconcertante pero misteriosa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu resumen Javier, parece interesante.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.