sábado, 18 de septiembre de 2010

Magia de una noche de Verano - Maite Carranza

Marina pensaba que, como siempre, la vida era injusta con ella. Aquel verano ni olería el mar. Se había quedado con las ganas, por suspender; mientras que su perfecta y guapísima hermana mayor, Ángela, se lo pasaría de miedo en Irlanda, practicando inglés y besándose con el macizo de su novio irlandés, Patrick.
A C.C. las cosas no le van mucho mejor. Sus repelentes progenitores, en un alarde de pedagogía, han decidido cortarle todo contacto con sus juegos de ordenador y le obligan a pasar el verano en Irlanda, acogido en una familia sin ordenador. Y es que C.C. es un auténtico friki, cuya vida paralela y virtual le llena totalmente.

Ángela es perfecta. Lista, guapa, empática, desarrollada, simpática y tiene un novio maravilloso que la adora en Irlanda. Marina, su hermana pequeña (por dos años) es todo lo contrario: es bastante feúcha, siempre que habla la caga fuertemente, ha suspendido matemáticas y tiene que estudiar en verano…. de todo.
Un día, de la que Marina está en clase, recibe la visita del hada de su hermana, Lilian. Ángela está enferma, y ella debe ir a Irlanda (que es lo que su hermana mayor hace todos los años) a ver a Patrick, su marrrravilloso novio irlandés y… ah, sí, algo relacionado con los Tuatha de Danaán. Nada más. Así que Marina la nueva Ángela deberá desenfundar lentillas azules, sujetador de relleno, echar mano del poco encanto que tiene y sonreír mucho más, porque la clave está en que todos crean que es Ángela.
Sin embargo, al llegar allí descubrirá que no es nada fácil hacerse pasar por tu hermana. Sobre todo con unas hadas, la corte de los Tuatha de, pixies, unas compañeras de viaje algo pesadas y un friki de turno atosigándote todo el día.

Este libro me ha sorprendido muy gratamente. Ya había viajado a Irlanda con Érika Gael y su Faery, y bien satisfecha que me dejó, así que volver allí me resultó genial y divertido. Magia de una noche de verano, con alusión en título y portada a Shakespeare es una comedia de enredo, como bien dice en la parte posterior del libro, con mucha risa y muchísimas chorradas :p
Marina, la protagonista, es perfecta como personaje. Me he encontrado a una chica super sencilla, en muchas ocasiones parecida a mí, y MUY divertida. Rompe todos los moldes de la literatura juvenil en general, pero de la romántica sobre todo. Es fresquísima, patosa…
C.C, lo que me he reído yo con este personaje. Bien que podría ponerle cara tranquilamente con mucha gente que conozco. Un friki al que sus padres le obligan a ir a Irlanda porque se conecta demasiado tiempo al ordenador (yo le entiendo xD). Me gustó mucho ese personaje por la evolución que tiene, a mi parecer, durante toda la novela: de friki desesperado a chico atrevido que hace lo que quiere.
Hablar un poco de los demás personajes. Antaviana, la niña imbécil del libro, jugando a 18 bandas con y contra todos los demás personajes, ¡ja, ja de jamón! Luci, sin embargo, no terminó de gustarme, me pareció interesante a partir de la segunda mitad del libro, pero antes me encontraba diciendo ¿y esta que cuernos hace aquí? Lilian, el hada de Marina Ángela Marina, enredona como solo pueden ser las haditas, y toda la corte de los Tuatha de (en especial Dianchect ^-^) crean un lío terrible que solo podrá solucionar Marina (¿o era Ángela…?)
Este libro ha sido lo que yo buscaba: ha sido entretenido, mucho, divertido, mágico, romántico lo justo, ha tenido acción y ha conseguido que siguiera pensando en él cariñosamente cada vez que lo veía en la estantería. Maite Carranza me ha cautivado con la forma de dividir el libro en esos capítulos, que tienen la capacidad de que digas "voy a seguir leyendo hasta saber más de C.C." o "¿por qué para ahora la historia de Marina?"
Lo único que no consiguió atraparme del todo fue el final. Demasiado bonito y demasiado bien para todo el mundo. Me pasó como el de Harry Potter 7: que eché de menos unas cuantas muertes más y unas cuantas agonías. Yo soy así de masoca xD
·Agradecimientos a la editorial Edebé por el envío de la novela·