sábado, 15 de enero de 2011

La Celestina


Calisto, un joven noble y apuesto, persiguiendo a un halcón entra en la huerta donde se halla Melibea, de quien se enamora profundamente. Ante el rechazo de ésta y aconsejado por su criado Sempronio, decide pedir ayuda a Celestina, para lograr por medio de su oficio el amor de Melibea. La alcahueta consigue mediante artimañas que Melibea se enamore de Calisto. Los criados de éste, Sempronio y Pármeno intentan obtener parte de las ganancias de Celestina, a quien Calisto había prometido una cadena de oro si lograba enamorar a Melibea. Cuando esto sucede, los criados pretenden su parte en el precio y ante la negativa de Celestina, la matan. Al huir, lanzándose por una ventana son apresados y ejecutados por la justicia. Calisto se entera de esto al día siguiente y aun así, concierta una visita nocturna con Melibea; sube por una escalera de cuerda y al intentar bajar, se rompe la escalera y Calisto se mata. Desesperada Melibea sube a una torre y se arroja desde ella tras confesar el motivo del suicidio a su padre. Termina la obra con el llanto y unas reflexiones morales del padre.

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.