jueves, 13 de enero de 2011

Resumen primeros tratados del Lazarillo de Tormes.

El Lazarillo de Tormes se divide en siete tratados, cada cual narra las vivencias de Lázaro de Tormes con cada uno de sus amos.

-Tratado Primero: Lázaro se quedó huérfano de padre, el cual falleció en una expedición contra los moros, a los ocho años. Al no tener recursos económico inmigró a la ciudad con su madre, que lavaba la ropa a los mozos de caballos. Su madre tuvo un hijo con un mozo llamado Zaide, el cual les llevaba comida a casa, pero por robar fue azotado. Vistos en esta situación, la madre de Lázaro aceptó que este sirviese de guía a un ciego. Su primer amo le enseñó grandes valores útiles, diciéndole que tenía que ser más audaz que el diablo y mostrándole lo dura que era la vida; pero apenas le daba de comer y Lázaro tenía que apañárselas, bebiendo del vino de su amo a través de una pajita y haciendo pequeños agujeros en el botijo. Cada vez que el ciego se percataba de lo que hacía Lázaro le pegaba brutalmente, y, sin poder aguantar más, cuando van a atravesar un río, el mozo le dice a su amo que salte y este se choca contra un palo recibiendo tal golpe que pudo haber muerto.

-Tratado Segundo: Huyendo del lugar donde abandona a su primer amo, Lázaro encuentra a un clérigo en Maqueda y, tal y como él mismo dice: escapó del trueno y dio en el relámpago, pues su segundo amo era aún más avaro que el primero y solo le alimentaba cuando moría alguien y la familia del difunto les daba pan. La cuestión es que en seis meses que estuvo con el clérigo solo murieron 20 personas, a si que Lázaro se vio obligado a hacer una copia de una llave que abría un baúl donde el cura guardaba todas las provisiones y, cada vez que el clérigo abandonaba la casa, Lázaro aprovechaba para comer. Cuando su amo vio que faltaba pan decidió asegurar el más el baúl pensando que eran ratones, pero como seguía faltando comida, supuso que se trataba de una culebra. Lázaro, con miedo a que le descubriese, se guardaba la copia de la llave en la boca a la hora de dormir. Pero una noche se le atravesó la llave de tal manera que al respirar parecía que silbaba. El clérigo al oír semejante silbido pensó que era la serpiente y fue a golpearla con una pala, golpeando por el contrario la cabeza de Lázaro. Al recuperarse del golpe, el religioso echó a Lázaro.

-Tratado Tercero: Una vez en Toledo, Lázaro se encuentra con un escudero que le toma de criado. El escudero iba tan bien vestido que parecía tener bastante dinero, sin embargo, malvivía miserablemente en una casa sin muebles y no tenía qué comer, por tanto Lázaro tenía que mendigar; pero el Ayuntamiento decretó que debido a la escasez de comida los extranjeros pobres tenían que irse de la ciudad si no querían ser azotados. Como no podía salir a la calle, una vecinas le mantenían dándole algo de alimento, sin embargo su amo estuvo 8 días sin probar bocado hasta que consiguió un real y mandó a Lázaro al mercado a comprar. Mas la dicha no les duró mucho: unos días después los dueños de la casa del escudero vinieron a cobrar el alquiler de la casa, pero el escudero se excusó y desapareció, dejando de nuevo a Lázaro sin amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.