viernes, 1 de abril de 2011

LALUNA.COM


Comenzaba a caer la tarde cuando un barco atunero, de regreso a puerto, hizo el descubrimiento: el cadáver, hinchado y azulón ya, de una joven. Unas horas más tarde, la autopsia confirmó que se trataba de Cristina Romano Argüelles, cuya desaparición mientras practicaba un deporte náutico en Tarifa había sido denunciada cuatro días atrás por sus compañeras.

1 comentario:

  1. Tiene buena pinta, igual se lo pido a la editorial o algo (: ¿Sabes cuánto cuesta?
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.