sábado, 2 de abril de 2011

El Amanecer del Guerrero - Miguel Á. Jordán

Título: El Amanecer del Guerrero
Autor: Miguel Ángel Jordán
Editorial: Ámbar
Saga: Érik, hijo de Árkhelan [#1/3?]
Fecha de publicación: Noviembre 2010

Una fría mañana, Erik –un muchacho de quince años- recibe la inesperada visita de sus mejores amigos, Gunnar y Kodran, que le informan que un lobo ha sido capturado y sacrifcado por Olaf, el trampero. La curiosidad y el afán de aventuras incitan a los muchachos a dirigirse a las montañas en busca del resto de la manada, sin que en ningún momento sospechen que lo que descubrirán allí infuirá en sus vidas de un modo determinante.

El Amanecer del Guerrero es el primer libro de la saga «Erik, Hijo de Árkhelan», una serie condimentada con los ingredientes necesarios para el deleite de lectores jóvenes y adultos: aventuras, batallas, traiciones, personajes misteriosos, amistad, romance, honor... Y todo ello ambientado en los hermosos parajes de los países nórdicos.

Nuestra historia comienza cuando Erik es despertado por sus amigos para ir a la caza del lobo, ya que uno del pueblo ha capturado uno y, como todo el mundo sabe, los lobos van en manada. Cual es la sorpresa de los muchachos cuando encuentran dos crías de lobo en el bosque, con su madre muerta al lado. Erik decide quedárselas y como no tiene ni la más remota idea de como se cuidan los lobos (normal, oiga) va a visitar al cetrero (para los despis: cetrería. Sacad vuestras conclusiones) del pueblo para que le ayude a cuidar a los lobos. 
Total, que entre pitos y flautas, Erik consigue convencer al cetrero para que le de clase, a él y a sus amigos, de "algo". Y, ¿qué será ese algo? Pues tendréis que averiguarlo... leyendo el libro (o comiéndoos un spoilerazo, pero no será aquí xD)

Erik es nuestro personaje principal. Tiene 15 años y es un chaval normal (con un nombre así como raro, pero normal al fin y al cabo) que un día se ve de pronto con una responsabilidad enorme sobre los hombros: mejor dicho, dos responsabilidades enormes. Dos cachorros de lobo a los que les coge cariño enseguida y que cuando crezcan seguro que buenos buenos, lo que que se dice buenos, no son. Este personaje me ha caído muy bien porque me ha parecido muy natural y muy fresco: no es para nada un personaje forzado. 
Otros de los personajes principales del libro son los amigos de Erik, que tampoco me han parecido muy interesantes y han pasado sin pena ni gloria, y Markus, el cetrero, ese que todos pensaban que era malo y estaba loco y al final resultó que no, que era un buen tío.

Debo reconocer que tenía mis dudas acerca de esta historia: nunca jamás había oído hablar de ella y la portada, simplemente, no me entraba. Por eso fui retrasando el momento de su lectura hasta que decidí cogerlo. Y me sorprendió muy gratamente (¿sería cuestión de mis bajas expectativas?). Cuando cojas el libro, te dejarás llevar por unos personajes encantadores y una historia muy interesante y distinta dentro de este ámbito juvenil tan suyo.

Como acabo de decir, la historia es distinta. No es que sea tremendamente original pero tiene algo Es fantasía, pero a la vez no es fantasía -y ahora, tomo aire e intento explicarme- ya que no hay nada de magia, pero cosa extraña: de eso solo te darás cuenta al acabar la novela. Durante el libro, el ritmo te atrapará irremediablemente y te verás obligado (obligado, te digo, ¡leches!) a terminarlo. 

Pero claro, tiene sus cosas malas. Se nota que es la primera novela del autor y en mi opinión la editorial debería haberle dado una última pasada al libro para revisar las comas y alguna falta que se le ha escapado (aunque tampoco es nada comparable con Embrujo, que no pude terminar de lo que sufrí). Y tampoco me gusta la portada, pero eso ya es algo personal y el autor me ha dicho que tampoco le gusta. Si una cosa tengo clara, es que habrá que tener vigilado a este autor del que tan poco se ha hablado y que merece más la pena que muchos otros.

2 comentarios:

  1. Pues la verdad es que cuando vi el título y la imagen del libro no pensé que la entrada fuera tuya. No por nada, sólo que no me "pegaba" el tipo de libro.

    ResponderEliminar
  2. No es el tipo de libro que suelo leer, pero me lo mandó la editorial y era mi obligación jaja. La verdad es que me sorprendió mucho

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.