lunes, 30 de mayo de 2011

El niño con el pijama de rayas

El protagonista de este libro tiene 9 años y se llama Bruno. Vive en Berlín con sus padres su hermana y con la criada, María. Un día , Bruno vió a su criada haciendo las maletas, porque se mudaban y Bruno se puso muy triste porque no volvería a ver a sus tres amigos ni a sus abuelos.
Se mudaban por el trabajo de su padre, a Auchviz. Al llegar a la casa nueva, Bruno se quedó asombrado porque era más pequeña que la anterior y mucho más triste y fría.
Pasaron los dias, y Bruno se aburría mucho porque no tenia amigos con quien jugar asique, un día, decidió hacerse un columpio con un neumático. Mientras estaba jugando con el columpio se cayó y le ayudó un criado que les hacia la comida, mas tarde llegó su madre, y le agradeció al criado su ayuda.
Corría el tiempo y Bruno no sabía que hacer, asique un dia fue a investigar por aquella alambrada que veía desde su ventana, caminíó al lado de ella y vió una sombra que cada vez se hacía más grande, aquella sombra era un niño.
Bruno y el niño, empezaron a hablar. Se llamaba Shmuel, y se hicieron muy amigos. Cada día Bruno iba a visitarle pero no le dijo nada a sus padres porque pensaba que se lo iba a tomar mal y Bruno no quería perder a aquel unico amigo que tenía, aunque lo único que podían hacer era hablar ya que cada uno se encontraba a un lado de la alambrada.
Shmuel tenia el pelo rapada y siempre iba vestido con un pijama a rayas y Bruno no se daba cuenta de que Shmuel no se lo pasaba nada bien allí dentro, ya que Bruno solo pensaba en sí mismo.
Un año después, la madre de Bruno decidió volver a Berlin, dejando al comandante en Auchviz. Cuando Bruno recibió la noticia de que volvían a Berlín, se puso un poco triste.
A la tarde siguiente llovía y Bruno pensaba que no se iba a poder despedir de Shmuel, pero de repente paró y se dirigió al sitio de siempre donde la alambrada.
Shmuel estaba preocupado porque no encontraba a su padre, y como a Bruno le gustaba tando jugar a detectives le dijo que le ayudaría.
Shmuel fue a por un pijama de eso de rayas para Bruno y este se coló por un hueco que había bajo la alambrada.
Se adentraron al interior del campo y vieron a un grupo de hombres con armas que fueron donde ellos, Bruno se asustó pero Shmuel le dijo que pronto pasaría.
Les llevaron a una habitación donde estaban todos muy juntos y pegados, y parecía que estaban asustados pero Bruno no entendía nada, el pensaba que pronto pasaría todo...
Al día siguiente todos buscaban desesperados a Bruno, su madre comprobó que Bruno no habia vuelto solo a Berlin y el capitán no paraba de pensar en su hijo. Un día encontraron la ropa de Bruno en aquel lugar de la alambrada y observando el lugar vieron aquel hueco bajo la alambrada.
Bruno nunca regresó a casa.


Ana Riesgo Martínez 3ºB ESO Nº26   4º Informe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.