domingo, 8 de mayo de 2011

La gitanilla

Una vieja gitana crio a una pequeña niña como si fuera su nieta, le puso de nombre Preciosa ya que era la más guapa de todas las gitanas y la mejor bailando y cantando, y la más respetada por todos. Su abuela la anciana gitana le enseñó a vivir y a ganar dinero con sus virtudes. A los 15 años Preciosa fue llevada a los Campos de Santa Bárbara, un día de Santa Ana hizo su primera entrada en Madrid. Preciosa interpretó una danza gitana que junto con su hermosura dejó a la gente asombrada, después de esto ejecuto la mejor danza en la iglesia de Santa María. Después de unos 15 días llegó a Toledo con la vieja gitana donde entono un romance de Nuestra Señora de Margarita ante unas doscientas personas entre las que se encontraba el teniente Villa que mando a un sirviente suyo para que invitase a Preciosa a su casa esa noche, ella aceptó. Antes de irse la gitanilla llego un paje y le dio unos romances para que los recitase diciéndole que si lo hacía sería la mejor romancera del mundo, esta acepta y recita los romances. Después de esto unos caballeros llaman a las gitanas, estas aceptan y van, el caballero mejor vestido cogió el romance y lo dio como charla, la gitanilla lo cogió y lo leyó en voz alta después lo discutió con el caballero.
Llega la noche y la gitanilla tiene que ir a casa del teniente, una vez allí canta una bienaventuranza a su doncella, al teniente, a doña Clara y a sus vecinas.
De vuelta a Madrid encuentran por el camino a un caballero el cual pide que se acerquen y pide a la gitanilla que sea su mujer, ella acepta a cambio de condiciones, convertirse en un gitano, estudiar dos años en sus tropas y respetar antes de sentir amor su virginidad. El caballero aceptó las condiciones con lo que decidieron verse 8 días después en ese mismo lugar, el caballero se despidió y dio a la vieja gitana cien escudos de oro. Una vez en Madrid el paje se acercó a Preciosa y le dio otro escudo de oro envuelto en un papel. Preciosa solo pensaba en encontrar la casa del caballero. Tras una discusión el padre hizo a las gitanillas bailar y con el movimiento a Preciosa se le cayó el papel con el escudo, el papel fue encontrado por el menos indicado y pese a los ruegos de Preciosa de que no lo hiciera este lo leyó en alto. Las palabras hicieron un fuerte daño a Andrés aunque fue consolado por preciosa. Llego la hora de que Andrés hiciese lo prometido con lo que fue llevado al lugar donde los gitanos le iban a entregar a Preciosa como su esposa, allí es advertido y le hablan sobre el ser gitano. Una vez de vuelta a Toledo Andrés recibe sus primeras clases de cómo robar, con lo que al fin se haría uno de los más importantes ladrones. Un día los perros del rancho atraparon a un intruso, todos salieron a por él, cuando lo vieron lo cogieron y lo curaron, era el enamorado poeta. Andrés muerto de rabia comenzó a interrogarlo, el poeta afirma que no está allí por Preciosa, entonces Andrés se tranquiliza, habla con él y se hacen amigos Preciosa presencia algunos momentos trágicos para ella como el encarcelamiento de su esposo por defender la honra y el conocer a sus padres: Doña Guiomar y Don Fernando de Arzuelo, además de conocer que su vieja gitana le había robado su niñez.
Después de todo lo sucedido, Don Juan de Càrcamo y Doña Constanza de Acebedo se casaron.



Ana Cristina Fernández Mon Nº8 3ºB 4ºinforme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.