lunes, 9 de abril de 2012

Amadís de Gaula



-Título: Amadís de Gaula
-Autor: Garci Rodríguez de Montalvo
-Resumen:
Al principio de la era cristiana, vivió en Bretaña un rey llamado Garinter, quien había casado a su hija mayor con el rey de Escocia; pero su hija más pequeña, Elisena, no encontraba atractivos en ninguno de los pretendientes que
llegaban a la corte. Un día su padre hospedó al rey de la Gaula, Perión, al que había visto derrotar a dos poderosos caballeros y matar a un león. Éste y la princesa bretona se enamoraron, y con la ayuda de su doncella Darolieta, Elisena
y su amado tuvieron un encuentro secreto en los jardines del palacio. Diez días después, el rey Perión se marchó.
Pasados nueve meses, Elisena dio a luz
un niño, y gracias a la inestimable colaboración de Dalioreta, logró encubrir su desliz.
Fue esta la última quien llevó al niño a un río que fluía cerca del
palacio, y lo depositó en una barca. Al recién nacido le acompañaban la espada
de su padre, un anillo, y un pergamino que lo llamaba Amadís el eterno, y lo
declaraba hijo de un rey. La barquilla llegó hasta el mar, donde por suerte la
vio el caballero Gandales, que iba rumbo a Escocia. Recogió al niño Amadís, a
quien llamó “el Doncel del mar”, y lo educó junto a su hijo
Gandalín.Cuando Amadís tenía tres años, Gandales salvó a la maga Urganda
de un caballero que la perseguía, y el hada le vaticinó que su hijo adoptivo se
convertiría, con el tiempo, en la flor de la caballería, en el más honorable
caballero del mundo, y le prometió que lo ayudaría en cualquier momento en que
lo necesitase. Cuando Amadís tenía siete años, el rey de Escocia ,
Languines, se lo llevó a su corte para educarlo entre sus caballeros. Cinco años
después, pasaron por esas tierras los reyes de Inglaterra, Lisuarte y Brisena,
quienes se dirigían hacia sus territorios a tomar posesión de ellos. La real
pareja solicitó del rey de Escocia que le permitiera dejar con él a su hija
Oriana.Languines consintió encantado, y le asignó a la princesa, como
escudero al Doncel del Mar.Los dos niños se enamoraron tan
profundamente, que su amor no sería destruido ni por el tiempo ni las
tribulaciones.
Para hacerse digno de Oriana, Amadís decidió hacerse armar
caballero. Oriana, para ayudarlo en su empeño, solicitó del viejo amigo de su
padre, el rey Perión, que se hallaba en Escocia en busca de auxilio contra su
enemigo el rey de Irlanda, que armara caballero a Amadís. Así lo hizo el rey
Perión, sin saber que hacía este honor a su propio hijo, y sin saber Amadís que
lo recibía de su propio padre. Entonces salió en busca de aventuras y con la
esperanza de conquistar la fama.En un bosque se encontró con Urganda,
quién lo proveyó de la lanza con la que más tarde rescataría al rey Perión de
las manos de unos caballeros irlandeses, además de jurar auxiliar al rey siempre
que se hallase en peligro. Muchas otras aventuras siguieron a ésta, a cuál más
fantástica y extraordinaria. La más peligrosa fue probablemente aquella en la
que tuvo que enfrentarse a Galpano y a sus dos hermanos, quienes tenían por
costumbre asaltar y robar a los viajeros; y de estos encuentros el noble Amadís
salió tan mal parado, que sólo gracias a los cuidados de un buen amigo logró
recuperar la salud.Mientras Amadís buscaba la fama, sus padres se habían
casado. Del pasar haber perdido a su primer hijo, los consoló la llegada de un
segundo varón, Galaor. Y para mayor felicidad, reconocieron en Amadís, el
valiente caballero que tan bien había defendido siempre al rey, a su hijo
abandonado. El feliz suceso ocurrió durante las fiestas de celebración por la
victoria sobre los irlandeses, a cuyo paladín el joven había derrotado, y en las
que portaba el anillo que su madre había puesto con sus pertenencias al
abandonarlo. Amadís sin embargo, permanecía triste, pues no se consideraba digno
de su amada Oriana. Cuando se encontraba visitándola en Vindilisoria, lo
llamaron con urgencia para que fuera al rescate de su hermano Galaor; pero no
hubo tal llamado, pues en realidad fue un truco del mago Arcalaus, quién
mediante encantamientos desarmó al caballero.
A Oriana la visión de Arcalaus en el caballo de Amadís y portando sus armas, casi le cuesta la vida; sólo nuevas noticias de las hazañas de su amado le retornaron el halito. Peor
Arcalaus no cesaba, e hizo desaparecer al rey Lisuarte, para poder raptar así a
Oriana, que fue rescatada por Amadís y su hermano Galaor, a quién el propio
Amadís había armado caballero.Pero ni esta hazaña, ni la de haber
rescatado ala reina de Brisena del traidor Barsinan que se había apoderado del
reino, lo hicieron merecedor de ka mano de Oriana ante los ojos del rey
Lisuarte, que había reaparecido. Con otros caballeros partió hacia Isla
Firme, donde se encontraba Apolidón, hijo del rey de Grecia. Aquí este último
había encontrado refugio tras fugarse con la hija del Emperador de Roma. En esta
tierra recibió Amadís un mensaje de Oriana en el que firmaba como la dama a la
que la espada de Amadís le había atravesado el corazón. Se describía así por
haber prestado oídos a las insidias de un enano malvado que alegaba que Amadís
le era infiel.
Tal fue el sufrimiento del caballero, que cambió su
nombre por el de Beltenebros, y se refugió en una ermita en la Roca Pobre,
convencido de que Oriana lo había injuriado.Para que mayor fuera el
equivoco, Lisuarte había concedido la mano de su hija al Emperador de Roma. Al
conocer Amadís que Oriana era transportada a Roma en una flota, se lanzó a su
encuentro, y bajo el nombre de “El caballero griego” derrotó la flota y llevó a
Oriana de retorno a Inglaterra. Lo único que pidió a cambio fue que no
establecieran de nuevo alianzas tan dispares. El rey consideró el hecho como una
afrenta y atacó Isla Firme. El mundo de la caballería se dividió en dos frentes.
Arcalaus, que odiaba tanto a Amadís como al rey de Inglaterra, quiso aprovechar
la situación y convenció al rey Arábigo, que se lanzó al pillaje. Amadís,
advertido de la situación por el caballero Esplandián, salió en ayuda del rey de
Inglaterra. Con este gesto la enemistad quedó atrás, y Amadís y Oriana se
pudieron casar en Isla firme. Pasaron bajo el Arco del Verdadero Amor-lo que
sólo podían hacer los amantes fieles-, y se encontraron en una cámara nupcial
mágica custodiada por unos caballeros invisibles.
Personajes:
Amadís: Valiente caballero de Bretaña , se corresponde con el caballero perfecto, busca el honor.
El rey Perión: padre de Amadís al que convierte en caballero sin saber que es su hijo
La princesa Elisena: madre de Amadís.
Galaor: hermano de Amadís; hijo del rey Perión.
Lisuarte: rey de Gran Bretaña, aunque no tiene mucho honor.
Brisena: reina de Gran Bretaña.
Oriana: hija de los reyes de Gran Bretaña, amada de Amadís.
Urganda: una maga protectora de Amadis, es la desconocida, a la que nadie puede reconocer, porque cambia de apariencia en cada aparición..
Arcalaus: un mago.
Tiempo: La edad media.
Espacio: Diferentes lugares de Europa.
Opinión:
Creo que este libro está muy bien, te enseña cuales eran los ideales del caballero de aquella época, lo leí porque mientras leía el Quijote su nombre se repetía varias veces, y pensé que era un buen libro, me ha gustado el tema del que trata, y creo que es un libro bastante entretenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.