jueves, 7 de junio de 2012

El comendador de Ocaña Lucia Escudero Martinez 3ºB Nº10

Durante la celebración la boda de los labradores Peribáñez y Casilda, llega el Comendador de Ocaña, Don Fadrique, herido por un toro, entonces Casilda lo cuida muchos días y muy bien. Durante su recuperación el comendador de Ocaña se enamora de Casilda y se lo dice, pero ella lo rechaza. Peribáñez que trabaja en Toledo, ve allí un día el retrato de su esposa pintado por encargo de el comendador de Ocaña, y empieza a sospechar, sospechas que irán aumentante mas aún cuando el comendador intenta alejarlo nombrándole Capitán de una tropa de cien hombres de labranza que van a pelear con los moros. Peribánez finge obedecerlo pero regresa en secreto y se esconde en su casa y así sorprende al comendador tratando de cortejar a Casilda que estaba casada con él. Por ello mata al comendador y los dos huyen. Luego Peribánez se presenta ante el Rey y le cuenta su caso. Pero como es por amor el haber defendido su honor el Rey lo perdona y le nombra Capitán de las huestes de Ocaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.