viernes, 8 de junio de 2012

Peribáñez y el comedador de ocaña

 
Durante la celebración la boda de los labradores Peribáñez y Casilda,Hacen llegar al Comendador de Ocaña ,Don Fadrique, gravemente herido en un acoso de Toros. Casilda lo cuida muy bien por muchos días. Durante su recuperación de salud el comendador de Ocaña se prende de Casilda y lo hace propuesta que ella rechaza. Peribáñez que trabaja en Toledo, ve allí un día el retrato de su esposa pintado por encargo de el comendador de Ocaña, y empieza a sospechar, sospechas que irán aumentante mas aún cuando el encomendador intenta alejarlo nombrándole Capitán de una tropa de cien hombres de labranza que van a pelear con los moros .Peribánez finge obedecerlo, regresa en secreto y se esconde en su casa, Así sorprende al comendador tratando de rendir la firme virtud de Casilda que tenía para con él. Peribánez le da muerte al comendador, y huyen los dos esposos. Luego Peribánez se presenta ante el Rey y le cuenta su caso. A aquel amor con que ha defendido su honra mueve al Rey a perdonarlo , y lo confirma en su nombramiento como capitán de las huestes de Ocaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.