viernes, 2 de noviembre de 2012

Adiós cordera

Paula Lorenzana Honorato Nª21 4ªA


Adiós cordera

Este cuento trata de dos niños gemelos, Pinín  y Rosa, huérfanos de madre, que vivían con su padre, Antón de Chinta, y con una vaca, la Cordera, que era el principal sustento de la familia.
Todos los días, los niños iban con la vaca al prado de Somonte, una pequeña extensión de terreno en forma triangular; en uno de sus extremos estaba la vía del tren de Oviedo-Gijón, también un poste   de telégrafos que los niños observaban  con miedo y extrañeza.
Todos querían a Cordera porque era una vaca dócil y obediente; para los niños era como su madre y su abuela.
A consecuencia de la insuficiencia de recursos económicos que padecía la familia, el padre, en contra de su voluntad, se vio obligado a vender la vaca. Cuando los niños se enteraron de la noticia se entristecieron mucho. Un día desde el prado vieron pasar el tren con vacas que las dirigía el matadero y ellos suspiraban diciendo “!Adiós cordera, adiós!.
Ya cuando eran mayores, Pinín tuvo que ir a la guerra y Rosa veía todos los soldados en aquel tren y exclama diciendo”!Adiós  Pinin , adiós!A  Rosa le  recordó la despedida de la Cordera.
El poste de telégrafos y el ferrocarril habían perturbado la paz del campo  y habían llevado a la Cordera y a su hermano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.