martes, 6 de noviembre de 2012

El sí de las niñas (Leandro Fernández de Moratín)

Resumen:
Don Diego es un caballero acomodado de unos cincuenta y tantos años que espera en una posada de Alcalá, a Doña Irene y a su joven hija de dieciséis años para saber la respuesta de esta para casarse.
Doña Irene que es madre viuda, ve a Don Diego como un buen partido para su hija a pesar de la diferencia de edad ya que su hija y ella tendrían la vida prácticamente solucionada.
Pero Paquita, que ha pasado su juventud en un convento, ya está enamorada de un joven, pero no ve apropiado contárselo a su madre ya que le debe obediencia, ni tampoco a Don Diego que tan bien se ha portado con ambas. El joven amante de Paquita va hasta la posada para enfrentarse con el futuro marido de su amada y evitar esa boda, pero al llegar se da cuenta que el futuro marido de Paquita es su tío Don Diego que ha sido para él como un padre, y decide marcharse y a pesar de su dolor dejar que se celebre la boda, pero no si antes escribirle una carta a Paquita explicándole porque se ha echado para atrás en su plan. La carta no llega a Paquita sino que Simón el criado de Don Diego la coge y se la da a su dueño, este cuando la lee hace llamar a Don Carlos y a Paquita para aclarar ese tema, cuando los jóvenes le explica como se conocieron y su historia Don Diego manda llamar a Doña Irene y después de explicarle lo sucedido decide suspender la boda entre él y Paquita, ya que esta no estaba enamorada de él, sino de su sobrino Don Carlos y decide aceptar la boda entre ambos.

Personajes:
Paquita: joven protagonista de la historia, de unos 16 años, prometida de Don Diego.
Don Diego: señor de cincuenta años, acomodado, prometido de la joven Paquita, es un hombre razonable y generoso.
Doña Irene: mujer viuda y pobre, cuya vida no ha sido muy afortunada, intenta con el matrimonio de su hija solucionar sus problemas económicos.
Simón: criado y amigo de Don Diego.
Rita: criada y amiga de Paquita.
Calamocha: criado de Don Carlos y viejo amigo de Rita.

Opinión personal: me pareció una obra de teatro fácil de leer, entretenida, que cuenta una historia bastante común en esa época, sobre la obediencia de los hijos a sus padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.