jueves, 31 de enero de 2013

CIRA MENÉNDEZ URDANGARAY Nº26 3ºA // 2ªEVALUACIÓN. "Terror en la biblioteca."




A Lucy le gusta contar historias de monstruos a su hermano pequeño. Ha contado tantas que sus amigos y su familia están cansados de ellas.
Pero un día, Lucy descubre un monstruo real, un monstruo vivo: es el bibliotecario que se encarga del programa de lectura del verano.

Para Lucy será un desastre haber contado tantas exageradas historias de monstruos.

Dice la verdad pero nadie le cree ni una palabra. Lo peor es que el monstruo sabe quien es ella y anda tras sus pasos. El último día que Lucy había acudido a la biblioteca, el bibliotecario le había oído y por suerte logró escapar.

Como nadie le creía, Lucy decidió que le sacaría una foto. Así que como hacía siempre, se escondía en una taquilla de la biblioteca y esperaba a que todos las demás personas desalojaran el edificio.

Lucy ya tenía la cámara en la mano para sacarle la foto. Contuvo la respiración, se inclinó hacia delante todo lo que pudo, sostuvo la cámara delante de los ojos y pulsó el disparador.

¡ El flash! ¡ Se había olvidado del flash!

El señor Mortman, sobresaltado por el destello de la luz blanca, lanzó un grito y levantó las manos para taparse los prominentes ojos.

Lucy echó a correr, ¡ya tenía la prueba! Pero el monstruo la perseguía. El monstruo avanzaba hacia ella, jadeaba ruidosamente.

Ella estaba paralizada por el miedo. Trato de incorporarse, apoyándose en las manos, pero el cuerpo le pesaba demasiado.

Lucy no para de pensar que nunca lo conseguiría, que nunca saldría viva de allí. De pronto sonó el teléfono y el bibliotecario tuvo que cogerlo así que Lucy escapó.

Al revelar el carrete, la foto era nítida.

Su madre le obligó ir a la biblioteca. Cuando llegó, el señor Mortman cerró la puerta. Sabía que Lucy sabía su secreto. Mientras intentaba escapar, Lucy choco contra el fichero. Al chocar, salieron despedidos los cajones y un montón de fichas se desparramaron.

Con un gemido de horror, se agachó y empezó a recoger las fichas. Lucy lo miró con incredulidad y pasó a su lado, corriendo frenéticamente. En aquel momento de terror recordó que lo que más aborrecen los bibliotecarios es que las fichas del catálogo se desparramen por el suelo. Además de monstruo, el señor Mortman era también un bibliotecario y no podía soportar que las fichas estuviesen desordenadas. Tenía que colocarlas de nuevo en su sitio antes de perseguirla.

Días después, el señor Mortman se fue del pueblo.
¡Lucy ya no tenía que inventar más historias de monstruos pues ya tenía una real!


PERSONAJES



Lucy: Es una niña de 12 años. Tiene el pelo rubio y corto. Tiene los ojos verdes. No le gusta nada leer y su madre le obliga a ir en verano a la biblioteca. Le gusta mucho contar historias de monstruos a su hermano pequeño Randy.

Señor Mortman: Es el bibliotecario del pueblo. En realidad es un monstruo. Es callado y silencioso. No habla mucho y su voz es muy ronca. Lleva unas pequeñas gafas y siempre lleva una gorra de un equipo de fútbol americano.

Randy: Es el hermano pequeño de Lucy. Es muy asustadizo y por eso Lucy siempre le está gastando bromas. Se parece mucho a su hermana. Tiene el pelo rubio corto y los ojos verdes.

Padres de Lucy y Randy: Nunca confían en Lucy porque siempre está gastando bromas. La madre trabaja en un hospital como reumatóloga y su padre trabaja en un hotel.  Los niños han salido a la madre, ya que el padre tiene el pelo negro y los ojos marrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.