martes, 22 de enero de 2013

COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE. Cristina Galán Suárez. Nº12 3ºB 2ª Evaluación





“COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE” DE JORGE MANRIQUE.

Esta obra es una elegía a la muerte de su padre, Don Rodrigo Manrique.
Consta de cuarenta coplas y los temas que trata son varios: la vida terrenal, la vida eterna, la muerte, la fama y el tiempo.
En la copla I comienza hablando de la rapidez con la que pasa la vida y como la muerte llega sin avisar.

cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando …”

En la copla II habla de los distintos tiempos : el pasado, el presente  y  el futuro. Estos últimos pasan muy rápido convirtiéndose en pasado.

“… lo presente
…se es ido
y  acabado
…daremos lo no venido
por pasado.”

En la copla III compara la vida y la muerte con los ríos y la mar respectivamente. También dice que la muerte no distingue entre ricos y pobres, todos tienen que morir.

“ Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a la mar
….. allí los ríos caudales,
allí los otros medianos…”

Coplas V-VI : La vida en este mundo es un camino que nos conduce hasta la muerte. Cuando nacemos empezamos el camino, mientras andamos vivimos la vida y llegamos al final del camino cuando morimos.

“ Este mundo es el camino
para el otro, que es morada…”

El mundo es un lugar de paso donde debemos de tener un buen comportamiento para poder pasar a una vida mejor, la vida eterna. Este mundo no es tan malo pues Dios eligió vivir en él y aquí murió.

“ Este mundo bueno fue
si bien usásemos de él…

Aun aquel Hijo de Dios
…a nacer acá entre nos
… do murió.”

En la copla VII nos dice que los hombres podemos embellecer nuestra alma si hacemos obras buenas durante nuestra vida en la tierra pero la mayoría de las veces nos preocupamos más de embellecer nuestro cuerpo.

Coplas VIII-IX: Los bienes materiales y terrenales no permanecen eternamente, con el paso del tiempo desaparecen: el poder, el dinero… También se van la belleza y la juventud cuando nos hacemos mayores.

“ Ved  de cuán  poco valor
son las cosas tras que andamos
que…
aun primero que muramos
las perdemos.”

En la copla XI habla de la fortuna o el azar. La fortuna puede cambiar haciéndonos felices o desgraciados.

“… que bienes son de Fortuna
… la cual no puede ser una …”

En la copla XIV se refiere de nuevo a la muerte, la cual no distingue entre reyes, papas, emperadores o pobres pastores. Todos son hombres iguales ante la muerte.

En las coplas XXV y XXVI elogia a su padre, el maestre don Rodrigo Manrique. Alaba sus virtudes: buen amigo, buen señor, inteligente, bueno y valiente. Es un hombre que tiene buena fama. Su vida fue ejemplar.

“ Amigo de sus amigos,
…¡Qué seso para discretos”
…¡Qué benigno a los sujetos!..”

A pesar de todo la muerte también llama a su puerta y habla con él ( coplas XXXIV-XXXVI ). Le dice que no se preocupe porque gracias a sus obras y a su buena fe podrá ganar la vida eterna.

“ Y pues vos ,claro varón
… y con la fe tan entera
partid…
que esta otra vida
ganareis.”

Don Rodrigo acepta sin dudar la voluntad de Dios y consiente en morir (copla XXXVIII). Reza una oración para que se le perdonen sus faltas y muere acompañado de su mujer, sus hijos, hermanos y criados, quienes siempre le recordarán.

“… dio el alma a quien se la dio
…que aunque la vida perdió,
dejonos harto consuelo
su memoria.”  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.