lunes, 15 de abril de 2013

DIEZ NEGRITOS - AGATHA CHRISTIE

El libro narra una historia sobre diez personas, que independientemente y sin conocerse mutuamente, son invitadas a una gran casa reconocida situada en la costa de Devon. Estas personas son atraídas mediante cartas que reciben de un tal U.N. Owen, dándoles una razón por la cual son invitados a pasar allí una temporada.
Una vez ocurrido esto, cada invitado acude el día 8 de agosto al lugar indicado, donde serán trasladados a la illa en la cual se encuentra la casa. Al llegar a ella, se encuentran con un par de criados, Mr. I Mrs. Rogers, los que completarán el grupo de diez personas junto al joven Anthony Marston, la señora Emily Brent, el general Macarthur, el juez Lawrence Wargrave, el doctor Amstrong, el detective William Henry Blore, el aventurero Phillip Lombard y la joven Vera Claythorne. La incertidumbre tiene lugar entre los invitados de la casa cuando son informados de que sus anfitriones no aparecerían hasta el día siguiente, por lo que se quedarían solos en la illa.
Los invitados hablan entre ellos, intentando conocerse, hasta que se oye una gran voz acusando de asesinato a los personajes, uno por uno. Esto asusta a todos los miembros de la casa e intentan buscar el lugar de donde ha podido salir aquella voz. Finalmente, encuentran que había sido un gramófono el cual había preparado el criado, Mr. Rogers, haciendo caso de las órdenes que U.N. Owen le había indicado por carta.
A partir de entonces, los invitados empiezan a tener cierto miedo por la situación de desamparo en la que se encuentran. Lo peor empieza a partir de este momento, donde encuentran un primer muerto, que resulta haber sido envenenado.
Con todo esto, los personajes empiezan a sentirse cada vez más incómodos y asustados en aquella casa, en la que se irán cometiendo asesinatos cada día. Las muertes son rápidas y desconcertantes, ya que nadie entiende cómo se pueden cometer ni quién es el asesino, por lo que deciden organizarse guiándose por la experiencia del juez Wargrave.
A pesar del nuevo sistema de investigación que adoptan los invitados, los asesinatos siguen teniendo lugar en la casa. Y no sólo eso, sino que descubren que estos asesinatos se van cometiendo según el guión de una canción infantil que aparece en la habitación de cada invitado, la canción de `los diez negritos'.
Pasa el tiempo y cada vez van quedando menos supervivientes en la casa, los cuales van buscando por toda la isla con tal de encontrar al asesino, pero no tienen éxito, por lo que deducen que el asesino debe de ser uno de los habitantes de la casa. Ante esta situación, las personas que quedan desconfían las unas de las otras, ya que nadie sabe quién es el verdadero asesino.
Finalmente acaban muriendo todos los invitados, dejando la isla completamente desierta y un misterio sin resolver.
Al final de la novela, encontramos un capítulo dedicado a la confesión del asesino, que explica cómo ha cometido todos los asesinatos sin ser descubierto y el porqué de ellos. Tras sus razonamientos, explica que lanzará una botella al mar con el papel donde está escribiendo toda su confesión y que cuando haya hecho esto, se dirigirá a su habitación y se suicidará de tal manera que no parezca que él haya provocado su propia muerte por lo que será un crimen incapaz de resolver para la policía, el crimen del juez Lawrence Wargrave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.