miércoles, 17 de abril de 2013


Ignacio Mosteirín Rojo nº22 3ºB
LA ILUSTRE FREGONA (NOVELAS EJEMPLARES DE CERVANTES)

Es la historia de Diego de Carriazo (hijo de caballero del mismo nombre) y Tomás de Avendaño, hijo de don Juan de Avendaño. Los dos eran vecinos y amigos y vivían en Burgos.
Hacia los trece años Carriazo se fue de casa en busca de aventuras. Llevó una vida de picaro y acabó en las almadrabas de Zahara.
A los tres años decidió volver a ver a su madre. Se compró buena ropa y contó a sus padres muchas mentiras de lo que había hecho en ese tiempo.
A su amigo Avendaño le contó la verdad y le convenció para marcharse juntos.
Les dijeron a sus padres que iban a estudiar a Salamanca. Se marcharon con dos criados , un ayo y bastante dinero.
En Valladolid lograron con engaños quedarse con el dinero y solos. Enviaron una carta a sus familias diciéndoles que iban a la guerra de Flandes.
En Madrid vendieron las mulas y la ropa y se vistieron como criados. Se encaminaron hacia Toledo. A la entrada de Illescas oyeron hablar a unos andaluces de una fregona increíblemente hermosa que vivía en la Posada del Sevillano. Avendaño se empeñó en ir a conocerla.
Avendaño entró al patio de la posada, la vio y quedó enamorado de su belleza. Se llamaba Costanza. Se quedaron los dos amigos en la posada haciéndose pasar por criados y cambiando sus nombres.
Avendaño se hizo llamar Tomás Pedro y Carriazo, Lope Asturiano. Tomás trabajo en la posada como contador de la cebada de los animales y Lope como aguador.
El hijo del corregidor estaba enamorado también de Costanza, pero ella no le hacía caso. Tampoco se lo hacía a Tomás.
El corregidor fue a la posada y allí se enteró por sus dueños que Costanza era hija de una dama, que había nacido en la posada y que su madre la dejó allí diciendo que volvería a buscarla. De eso hacía quince años y ellos la querían como una hija. Ella no trabajaba de criada, sólo se ocupaba de la plata.
Lope se metió en algún lío y acabó preso. Coincidió todo con la llegada a la posada de los padres de Carriazo y Avendaño que traían un pergamino y un trozo de cadena con los que se demostraba que Diego de Carriazo era el padre de Costanza.
Al estar Lope preso, acudieron el corregidor y los caballeros (que eran primos de aquel) al juicio. El padre de Carriazo conoció a su hijo. Todo se descubrió y al final Costanza (que era hermana de Carriazo) se casó con Avendaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.