miércoles, 17 de abril de 2013


Jaime Fernández Menéndez. Nº10
3ºB ESO.

Ficha de lectura lengua.



Africanus el hijo del cónsul


Resumen




En el año 236 a.c nace en Roma Publio Cornelio Escipión, hijo de un senador del mismo nombre y de su madre, Pomponia, su tío se llamaba Cneo Cornelio Escipión; y posteriormente también tuvo un hermano: Lucio.

Por aquel entonces la primera guerra púnica entre Roma y Cartago había terminado saliendo la ciudad del Tíber victoriosa y perdiendo Cartago su única flota, pero todavía quedaban en el país del norte de África un general que conservaba un odio eterno a Roma, su nombre era Amílcar el León de Cartago.

Tan grande era su odio que hizo jurar a su hijo Aníbal Barca que siempre conservaría ese mismo odio y que siempre lucharía contra Roma.

El primer objetivo antes de llegar a la península Itálica era Hispania, puesto que las columnas de Hércules poseían la llave de la puerta que separaba Europa de África, pero sin embargo para poder cruzar el estrecho con sus elefantes de guerra, necesitaba una flota y Cartago no la tenía.

Pero Amílcar junto con su hijo y otro general llamado Asdrúbal partió hacia España haciendo caso omiso al senado Cartaginés.

Con grandes barcazas construidas por sus propios soldados cruzan el estrecho de Gibraltar a costa de perder varios de sus elefantes y muchos caballos.

Sin embargo Amílcar muere en la primera contienda que tiene contra los Iberos sustituyéndole en el mando Asdrúbal, el cual para fortificar su presencia en la península Ibérica mandó construir Cartago Nova que al estar rodeada en su mayor parte por mar y por una laguna era prácticamente inexpugnable.

Asdrúbal murió asesinado por un esclavo al poco tiempo de acabar de construir la ciudad y entonces el ejército cartaginés puso los ojos en Aníbal y lo nombró jefe de la expedición que comenzó su padre.

Aníbal enseguida da muestra de sus grandes dotes de estratega, y en poco tiempo pone sitio a Sagunto, aliada de Roma y tras ocho meses de duro asedio él la  rinde construyendo una torre de asalto, aunque le costó una cicatriz en el gemelo provocada por un proyectil de una falárica.

Lo que provocó la declaración de guerra del senador Quinto Fabio Máximo a Cartago, desencadenando la segunda guerra Púnica.

Roma estaba confiada porque había ganado la primera, pero Aníbal tenía sus planes para cambiar el signo de la segunda, en pocos años domina la península Ibérica y cruza la Galia pasando por el Ródano rumbo a los Alpes.

Todo un suicidio pensaron los romanos, no creyeron que llegarían vivos a Roma.

Sin embargo Aníbal se presentó en la península Itálica dispuesto a llegar a Roma con un gran ejército. Uno de los cónsules nombrado ese año, Publio Cornelio Escipión, junto con su hijo partió con dos legiones para intentar frenar al cartaginés.

Esto casi le cuesta la vida al padre, de no ser por el hijo; de hecho le postró varios días en cama. Aun asi Roma seguía sin tomarse en serio la amenaza venida del norte de Africa… Pero Aníbal pronto empezó a hacerse con el control del norte de Italia y muchas ciudades traicionaban a Roma y le abrían las puertas.

Cuando Roma vio cerca el peligro decidió enviar hasta 8 legiones y aplastar el problema, pero con un ejército solo equivalente a dos Aníbal, en la batalla de Cannas, las derrotó. Y aunque Aníbal aun pudiendo no sitió Roma,siguió azotando la península.

Y no mucho mejor le iban a Roma las cosas en Hispania… donde los actuales procónsules el padre y el tío de Escipión habían perecido intentando recuperar el territorio.

Pero Escipión ya era un adulto y ya llevaba imaginando una forma de tomar Cartago Nova desde que era niño y su maestro Tíndaro le habló de ella; asi que a pesar de su joven edad consigue ser nombrado procónsul y partir a Hispania con dos legiones, para cobrarse su venganza…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.