martes, 16 de abril de 2013

RINCONETE Y CORTADILLO



Esta historia se trata de dos niños, Pedro del Rincón y Diego Cortado, que se fueron de sus casas y se encontraron en la venta del Molino. Allí se presentaron, Rincón le había robado dinero a su padre y Cortado se fué de casa para trabajar. Se hicieron muy amigos y se contaron sus historias y sus vidas, los dos eran muy pillos. Se fueron a Sevilla y allí robaban en el mercado. Un día, robaron una bolsa con dinero al Sacristán, pero los vió un muchacho y les dijo que fueran a ver a Monipodio que era el jefe de la gente que robaba, que si no les iría muy mal.
Así lo hicieron y se quedaron a vivir en su casa. Monipodio reunía a todos y les decía en que zonas debían de robar cada uno y les bautizó con el nombre de Rinconete y Cortadillo, ya que eran muy jóvenes.
Un día fué a su casa un alguacil a reclamar una bolsa que le habían robado al Sacristán y Cortadillo se la dió y desde entoncés lo llamaban Cortadillo el bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.