domingo, 2 de junio de 2013

Berta y Búha, cuidadoras de perros 4º EVALUACIÓN CIRA MENÉNDEZ URDANGARAY Nº26


Resumen

Para Berta, pasar seis semanas de vacaciones sola en casa no estaría mal si, al menos, tuviera un perro que de vez en cuando apoyase la cabeza en su regazo…

Pero las estrictas normas del tío Eduardo prohíben tener animales sin plumas en casa. Antes de que Berta pueda deprimirse  llega su prima Búha de visita, una niña muy espabilada y con grandes gafas redondas que sabe muy bien qué hacer para no aburrirse  en vacaciones: repartirán carteles por el barrio ofreciéndose para cuidar los perros de los vecinos.

Al día siguiente de repartir los carteles, muchos vecinos llamaron interesados en el anuncio de cuidadoras de perros.

Todas las mañanas cuidaban a los perros de sus vecinos pero sus padres no debían de enterarse de sus nuevos trabajos.

Como todos los días Berta y Búha llegaron a casa muertas de sueño. Sus ropas apestaban al hediondo fango del río, las dos tenían una enorme ampolla en el dedo gordo del pie y no sentían los brazos. Y encima el padre de Berta ha descubierto el nuevo trabajo de su hija.

A Berta este trabajo le entristecía un poco, ya que ella deseaba tener un perro pero su tío no se lo permitía.

Un día Berta y Búha encontraron a una perrita de aguas a la que llamaron Luna. Se trataba de una perrita abandonada. Berta decidió llevarla para su casa y esconderla para que nadie de su familia se diesen cuenta.

La consiguió esconder unos pocos días pero al final su tío se acabó dando cuenta. Cuando pensaba que Eduardo iba a deshacerse de Luna, la perrita empezó a darle lametazos y Eduardo quedó prendido del animal.

¡Por fin Berta consiguió el perro que tanto quería!


PERSONAJES

Berta: Es una niña de 13 años que adora a los animales. Desde niña desea tener un perro, pero su tío no le deja tener animales, a no ser que se traten de aves, en casa. Por una extraña razón vive con su tío Eduardo en vez de con su padre. Es rizosa, rubia y siempre lleva ropa ancha.

Búha: Se trata de la prima de Berta. Tiene un año menos que ella, es decir; tiene 12 años. Ella sí que tiene un perro porque sus padres le dejan hacer siempre lo que ella quiere. Tiene el pelo castaño, siempre atado con un moño o una coleta y unas gafas redondas que le hacen parecer más inteligente.

Tío Eduardo: Es el tío de Berta. Odia a los perro porque según él, dejan toda la casa llena de pelos y él no lo soporta ya que le obsesiona la limpieza. Los únicos animales que le gustan son los pájaros. Vive con su sobrina.

Padre de Berta: Por una extraña razón no vive con su hija y no le gusta la idea de que su hija trabaje con perros pero al final acaba aceptándolo.

Luna: Es la perrita de Berta. Se trata de un animal abandonado. Es muy cariñosa, confiada y tiene muy buen carácter.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.