lunes, 3 de junio de 2013

Gonzalo Lana Jolin Nº22 3ºA. La vida es sueño

La historia empieza con Rosaura y su criado Clarín, perdidos, llegan hasta un lugar siniestro, donde escuchan las desventuras de Segismundo. El encargado de cuidar a Segismundo es Clotaldo, quien, cuando descubre que personas extrañas han conocido el secreto de Segismundo, ordena que les detengan. Rosaura, disfrazada de varón, es reconocida por Clotaldo como una hija suya, a la que había  abandonado años atrás.
Segismundo es heredero del rey de Polonia. Su padre, Basilio, lo ha encerrado en una torre para resguardar a su reino de los malos vaticinios que anunciaran los hados cuando nació: indicaban que Segismundo sería un príncipe vicioso y tirano, que humillaría a su propio padre.

El rey Basilio, arrepentido, quiere probar a Segismundo en la vida de la corte. Para ello, ordena traerlo dormido al palacio real.

El príncipe despierta en el palacio y se asombra de las maravillas que lo rodean. Clotaldo le explica su verdadera situación y Segismundo, ya afincado, comete todo tipo de atrocidades. Entonces el rey, ante lo que interpreta como ratificación de los malos augurios, ordena el regreso de su hijo a la torre. Ya en ella, Segismundo cree haber vivido tan solo un sueño.

Al conocer la existencia de un príncipe heredero, los soldados se sublevan en su favor, pues no quieren aceptar a Astolfo como sucesor de Basilio. Liberan entonces a Segismundo y éste logra humillar a su padre, con lo cual parece confirmarse el vaticinio de los hados. Sin embargo, el príncipe perdona a su padre, mostrándose un gobernante moderado y de gran equilibrio.

No obstante el sentimiento amoroso que había comenzado a sentir Segismundo por Rosaura, al enterarse de la relación que la une con Astolfo, ordena la boda de ambos. Él, por su parte, se casa con Estrella, con la que comparte el trono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.