domingo, 2 de junio de 2013

La vida es sueño

Segismundo  acaba de nacer y los astros predicen que el príncipe humillara a su padre y oprimirá a su pueblo.
Para evitar el cumplimiento de este mal presagio, Basilio decide encerrar a su hijo en una torre solitaria, situada en un lugar salvaje y escondido. Segismundo crece prisionero e ignorante de su condición de heredero de un trono, pero  le encuentra Rosaura vestida de hombre y acompañada de Clarín que se dirigen por el monte a la corte de Polonia para vengarse de su prometido, Astolfo, que aunque estaba enamorado de ella, pretendía casarse con Estrella para heredar la corona del rey Basilio.
Rosaura y Clarín entran en una cárcel secreta en la que estaba encerrado Segismundo. Clotaldo le cuenta al rey que hay dos intrusos en la cárcel que saben de la existencia de su hijo Segismundo. El rey revela la existencia de su hijo secreto. Entonces ordena trasladar a palacio a Segismundo. Tras confesar a todo el pueblo la existencia de Segismundo, Rosaura y Clarín quedan libres y Clotaldo se entera de que el enemigo de Rosaura es Astolfo. 
Rosaura se hace pasar por la dama de compañía de Estrella y se hace llamar Astrea. Estrella le pide que le quite el colgante que lleva Astolfo, cuando este descubre que Astrea es en realidad Rosaura rompen su relación definitivamente.
El príncipe se comportas como los astros habían predicho: ofende, atropella y mata: y como consecuencia de ello es devuelto a la torre. El pueblo se levanta en armas y lo libera.
Cuando Segismundo vuelve a la corte para ocupar su trono, se comporta como un gobernador prudente y justiciero. De esta manera queda vencido el destino y se proclama el triunfo de la libertad que permite al hombre elegir entre el bien y el mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.