domingo, 2 de junio de 2013

La vida es sueño

Rosaura y Clarín son dos de los trabajadores a disposición del rey Basilio, que parten en dirección hacia Polonia para buscar su honra perdida. En lo alto de un monte encuentran y divisan el palacio, hacia el que se dirigen.
Rosaura parece estar dolida física y psíquicamente, no para de quejarse y Clarín intenta calmarla. Al momento se topan con Segismundo apresado en la torre, y lamentándose de su situación. Es el primer encuentro de Rosaura y Segismundo, aunque este no lo sepa. Rosaura, intenta calmarlo, explicándole que aunque él sea un desdichado, siempre habrá gente peor que él. De Segismundo se sabía, que al darle a luz su madre, esta murió y por eso su padre, el rey Basilio, lo encerró al pensar que por esto, el joven podía tener un espíritu tirano.
Nadie podía hablar con Segismundo, tan solo un hombre que se hacía llamar Clotaldo. Este recrimina a los guardias que como han dejado entrar a Rosaura y a Clarín, y les pide que los ataquen y que los encierren.
Más tarde, Clotaldo se da cuenta de que Rosaura es en realidad su hija perdida, y se plantea un gran dilema.
De pronto, aparecen en escena, tres nuevos personajes: Astolfo (el conde de Moscovia, que quiere ser el heredero al trono), Estrella y el rey Basilio.
Astolfo tiene una extensa conversación con el rey, y este le dice que va a perdonar a Rosaura y Clarín todos sus castigos, ofreciéndole así la libertad de su hija. Así Rosaura tendrá tiempo para explicarle a Astolfo, el porqué de que hayan ido hasta Polonia.
El rey Basilio lleva tiempo teniendo a su hijo encerrado y decide que es conveniente, sacar a Segismundo, para comprobar si es verdad lo de su espíritu maligno. Llama a su sirviente Clotaldo para que traiga Segismundo a palacio, pero que antes le diese una pócima para que en el caso de que el rey tuviese que volver a encerrar a su hijo, este pensase que tan solo había sido un sueño.
Mientras tanto, Clotaldo y Clarín, tienen una conversación muy poco amena, ya que este le dice que tiene información gratuita sobre su hija, pero tan solo comentara algo si se le trata bien.
Cuando Segismundo, despierta en palacio, se queda muy asombrado y comienza a hablar con Clotaldo y Clarín. Clotaldo le comunica toda la verdad, del porque ha estado encerrado todo este tiempo y porque lo han sacado, y la primera reacción de Segismundo, es intentar atacar a Clotaldo. Lo que Clotaldo, le había comunicado a Segismundo, es que era el príncipe de Polonia, que el trono debía ser suyo y que le habían encerrado en contra de su voluntad.
Empieza el primer encuentro entre Astolfo y Segismundo, discutiendo a ver quién es más grande. Esto finaliza con la paliza que le da Segismundo, a un criado y lo lanza por la ventana. Y también, con la aparición de Estrella, su prima, una mujer muy bella de la que más tarde se enamorara.
El rey y su hijo, tienen un pequeño encuentro, comentando el porqué de haberlo encerrado y las razones. Y con esto ya dicho, Clotaldo, Basilio y Astolfo deciden volver a encerrar a Segismundo. Entre tanto, Rosaura tiene un agradable encuentro con Segismundo, recordándose mutuamente que ya se conocían.
Estrella y Astolfo son prometidos. Por eso Estrella desea saber si su matrimonio es porque lo desean mutuamente o por interés de Astolfo. Para saberlo manda a Astea (que es como llama Estrella a Rosaura que es su dama de llaves) a pedirle un retrato de Estrella a Astolfo. Este perezoso, le da uno que ya tenía de Rosaura. Pero Estrella se da cuenta y se enfada con él. Astolfo le contesta con una serie de “finezas” y esta le dice que se las cuente a la mujer del retrato. Al final, acaban discutiendo Astolfo y Rosaura, por el retrato, lo cual plantea un gran problema. En medio de la discusión, aparece Estrella y Rosaura le dice que ella no tiene nada que ver, sino que fue él, el que le cogió el retrato (cosa que este no puede negar).
Clarín es el sirviente de Astolfo, y este sabe una secreto que no debe comunicar a nadie a no ser que quiera que su amo se meta en problemas mayores. Pero como Clarín no mantiene la boca cerrada, Astolfo decide encerrarlo sin que nadie se entere.
Encierran a Segismundo, de nuevo en la cárcel de la torre, y cuando este despierta se encuentra ante unas verjas y piensa que todo a sido un sueño. Empieza a reflexionar acerca de la vida y de los sueños. Mientras estaba reflexionando, se acaba quedando dormido, y en sus sueños habla en voz alta, lo que escuchan el rey Basilio y Clotaldo. Segismundo dice, que cada uno sueña con lo que vive, y que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son.
Clarín está en su torre preguntándose el porqué de que está encerrado.
Los soldados se enteran de que existe un primogénito, y quieren que Segismundo ocupe su lugar correspondiente, y no encerrado en la torre. Deciden ir a esta, a liberarlo, pero cuando entran en la torre, se encuentran primero con Clarín y deciden soltarlos a los dos.
Los soldados comentan con Segismundo, que Astolfo va a ser rey de Polonia y que puede ser un desastre. Le dicen que están dispuestos a luchar contra su rey si es necesario. Pero Segismundo cree que aún está soñando.
Segismundo le pide ayuda a Clotaldo para derrotar a su padre, pero este le dice que no porque se debe a su rey.
Basilio y Astolfo se dan cuenta de que los soldados preparan una rebelión, al principio no saben la razón, pero luego lo entienden y comienzan a sacar conclusiones.
Estrella está en contra de esta guerra y por eso comienza a rezar y a pedirle a Dios que pare esa guerra.
Clotaldo comienza a hablar con Rosaura, ella le pide a él que no pelee en la guerra pero él le dice que es tarde. Antes de acabar le cuenta el verdadero secreto que él tenía guardado, que él era su padre.
Rosaura encuentra a Segismundo y Clarín camino de la guerra y empieza a hablar con ello sobre su vida. Después de escucharle Segismundo piensa que para ser un sueño le estaban ocurriendo demasiadas cosas y que no podía ser un sueño. Rosaura se enfada pensando que no le ha atendido a lo que ella le ha contado. A este enfado Segismundo contesta diciéndole que ella no se merece que él la atienda.
Rosaura va descubre con Clarín que este había tenido en secreto el nombre de su padre.
Clarín no desea pelear y por eso se esconde entre unos arbustos, pese a todo disparo que lo alcanza lo mata.
La guerra parece irremediable y las dos partes comienzan luchar. Basilio Astolfo y Clotaldo piensan como huir, ya que quedarse ahí podría costarles la vida.
Pero cuando la lucha estaba a punto de comenzar Segismundo y el Rey Basilio se encuentran. Entonces Segismundo se arrodilla a los pies de Basilio dándole las gracias por haberle dado la vida y por diversas razones. Gracias a este encuentro la guerra queda zanjada y las dos partes acaban felices.

Al final de la historia Rosaura se casa con Astolfo y Segismundo hace lo propio con Estrella.

Marta Guerra               nº19                     3ºESO A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.