martes, 22 de octubre de 2013

El conde Lucanor. Don Juan Manuel.

María del Río García Nº25 3ºB.

Capítulo V: Lo que sucedió a una zorra con un cuervo que tenía un pedazo de queso en el pico.

El conde Lucanor quiere consejo de Patronio sobre un negocio que le han propuesto. En el parece estar todo bien y sin engaños, en lo que Patronio le cuenta una historia. La historia trataba de un cuervo que tenía un pedazo de queso en la boca. Una zorra, al verlo, comenzó a decir halagos al cuervo, que eran medio verdad. En una de estas, la zorra propuso que el cuervo, con su bonita voz, recitara una canción. cuando el cuervo abrió la boca para cantar, el pedazo de queso cayó al suelo, la zorra lo cogió y corrió con el. así el conde Lucanor, prendió que no nos tenemos que fiar demasiado.


Capítulo VIII: Lo que sucedió a un hombre al que tenían que limpiarle el hígado.

El conde Lucanor, necesitado de dinero, le pregunta a Patronio, si es aconsejable vender unas tierras a las que la tiene mucho aprecio. Él, le cuenta una historia de un hombre que estaba muy enfermo. Necesitaba operarse el hígado, así que mientras el cirujano tenía el hígado en sus manos, un hombre le pidió un trozo para su gato. Así el conde Lucanor, comprendió que, no debería dar, algo,  a lo que tiene mucho aprecio, a alguien a quien no lo necesita.

Capítulo XXIII: Lo que hacen las hormigas para mantenerse.

El conde Lucanor le pregunta a su consejero Patronio, cómo disfrutar de su riqueza dejando también algo de dinero para sus herederos. Patronio le cuenta la historia de las hormigas. Ellas, cada invierno sacan  los granos del hormiguero, para que la lluvia los haga germinar. Así pueden comer las cabezas del trigo dejando suficiente comida para todo el año. Pero, ellas, siguen trabajando por el verano, aún así de tener comida suficiente. Así el conde Lucanor, entendió que puede vivir de sus riquezas, pero también debe esforzarse en hacer las cosas que quiere.


Estos fueron los capítulos que más me llamaron la atención.



Personajes:

 Conde Lucanor: es un hombre culto e inseguro. Nunca sabe tomar las decisiones por si solo, así que siempre le pregunta a su consejero, don Juan Manuel.

 Patronio: sabe mucho sobre la vida, aconseja al conde Lucanor cuando necesita tomar alguna decisión narrando un cuento, relacionado con lo que sucede.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.