sábado, 2 de noviembre de 2013

Ana Álvarez Prado nº01 3ºA 1-evaluación

El mío Cid:

Antecedentes:
El Cantar del Cid o Poema de Mio Cid es el primer monumento literario español llegado hasta nosotros. Es nuestro poema nacional. Este poema fue descubierto en el siglo XVIII, en un convento de Vivar. Está escrito en letra del siglo XIV. Es una canción recitada por los juglares de aquellos tiempos medievales. Este cantar de gesta, narra los hechos finales de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid (1043-1099), caballero de la corte de Sancho II de Castilla.
Época: La acción tiene lugar en la España del siglo XI, dividida en diferentes reinos, cada en uno de ellos un señor encargado de gobernarlo.
Personajes:
-
El Cid: Rodrigo Díaz de Vivar, es un valeroso e inteligente guerrero. Héroe que supera su destierro haciendo lo imposible por volver a tener la confianza de rey.
- El rey Alfonso: Es la máxima autoridad. Todos los habitantes de su reino deben obedecerlo.
- Jimena: La mujer del Cid. Admira a su marido.- Doña Elvira y Doña Sol: hijas del Cid y de Doña Jimena. 
- Álvar Fañez: Le ofrece la compañía de amigos y vasallos para que pueda abandonar el reino de Alfonso VI. Era el encargado de enviar los mensajes al Rey. 
- Los infantes Carrión: Quieren casarse con las hijas del Cid y al final lo consiguen. Una vez casados, se llevan las riquezas de Doña Elvira y Doña Sol deshonrándolas.
Resumen:
El Cid es desterrado de Castilla por el rey Alfonso. Debe abandonar a su esposa e hijas, e inicia una campaña militar acompañado de sus hombres en tierras no cristianas, enviando un regalo al rey tras cada victoria para conseguir su confianza otra vez. Cuando sale del reino se encuentra con Raquel y Vidas, unos judíos a los que les entrega sus arcas para que las guarden. Después de esto, El Cid se dirige a Valencia y conquista la ciudad y le manda a su amigo Álvar Fáñez que le ofrezca las tierras al rey a cambio de que le deje ver a su familia. El rey le perdona y cuando el Cid se reúne con sus hijas estas le dicen que los infantes Carrión les van a pedir casarse. El Cid no está muy seguro pero acepta y celebran una boda a lo grande. Éste se da cuenta de que los infantes son unos cobardes, ni luchan ni nada y ellos para vengarse se llevan todas las riquezas de sus esposas y las maltratan. Cuando el Cid se da cuenta de todo esto le pide al rey que haga algo, van a un juicio donde los infantes son obligados a devolverle todo al Cid y al final Doña Elvira y Doña Sol se casan con los infantes de Navarra y Aragón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.