lunes, 4 de noviembre de 2013

EL CID. Nº27 3B

TítuloEl Cid.
 
Resumen:


        Rodrigo Díaz de Vivar, también conocido como el Cid se encuentra en un gran banquete con el rey Alfonso VI y el conde García Ordoñez. Durante el banquete el conde insulta al Cid y este furioso coje al conde por la barba y la moja en la copa de vino. EL rey ante ese grave suceso, tras días de meditación decide desterrar a Rodrigo y le deja solamente 9  días para que deje  Castilla. En ese tiempo, antes de empezar su camino, se despide de sus dos  hijas y de Doña Jimena, su mujer.  Muchos caballeros se unen a él, pero entre ellos su más fiel caballero, Álvar Fáñez.
       Una vez que Don Rodrigo se pone en camino, llega a la ciudad de Burgos, donde  se encuentra con la ciudad completamente vacía, y aunque gritan nadie les abre.  Desesperado Rodrigo decide ir a la casa de un amigo, pero este tampoco contesta y por ello abre la puerta de su casa sin ningún reparo. Allí aparece una niña que le cuenta todo lo que pasa: el rey había comunicado a la ciudad que si alguien abriese sus puertas a Rodrigo para hospedarle o darle comida, le degollarian la cabeza.
       Durante el camino Rodrigo se encuentra con su apreciado amigo Martín Antolínez y este decide seguirle pero ambos  se dan cuenta de que necesitan algo de dinero para seguir por lo que deciden ir a la casa de los prestamistas Rachel y Vidas y pedirles 600 marcos a cambio de un baúl que Don Rodrigo les entrega como su tesoro. Éstos aceptan el trato y Don Rodrigo y sus caballeros prosiguen su camino.
       Juntos Don Rodrigo y sus caballeros fueron conquistando territorios musulmanes. La primera ciudad que conquistaron fué Castejon y después Alcocer. También conquistaron muchas mas ciudades en el nombre de Dios y de su Rey. Cada vez que Don Rodrigo conquista una ciudad pide a Álvar Fáñez que le entregue al Rey distintos regalos variando de su conquista. Por cada conquista, Rodrigo perdona a los musulmanes y les ofrece unirse a él porque entre su tropa se encontraban cristianos y musulmanes.
       Don Rodrigo consigue llegar a Valencia y él y su ejército toman esa joya. Allí Rodrigo nombra obispo de Valencia al monje Don Jerónimo. Tras la victoria, Álvar Fáñez le comunica esto al Rey, y éste decide que sus dos hijas y su mujer, Doña Jimena, vayan con Don Rodrigo.
       Al enterarse de la victoria de Don Rodrigo, los infantes de Carrión, hijos del Conde García Ordoñez, que buscaban la riqueza y la fama deciden pedir la mano a Sol y Elvira, las dos hijas de Don Rodrigo, y el Cid acepta la petición.
        Los infantes le piden a Don Rodrigo ir con Sol y Elvira a Castilla y Rodrigo encantado les deja que lleven a sus hijas. A parte de darles su permiso también les da sus dos preciadas espadas: Colada y Tizona.
        De camino a Castilla los infantes dejan abandonadas y tiradas a las dos hijas de Don Rodrigo en un bosque ya que solo perseguían su riqueza. Don Jerónimo, por intuición, decide ir a buscarlas hasta que al final las encuentran tiradas y sin apenas ropa.
        Al final de todo Rodrigo se entera y reta a un duelo a los infantes. Además, así podría conseguir sus dos espadas y su botín. Cuando el duelo estaba ganado aparecieron los príncipes de Navarra y Aragón y pidieron la mano a las dos chicas deshonradas, Sol y Elvira.
        El conde Ordoñez, celoso de Rodrigo, decide apuñalarle por detrás y Rodrigo malherido vuelve rumbo a Valencia, pero esa noche por desgracia fallece. Al día siguiente Doña Jimena monta a Don Rodrigo en su armado caballo Babieca y lo envía hacia las tropas moras para que creyesen que el espíritu del Cid seguía vivo. Los moros huyen despavoridos y el rey Yusuf muere en el ataque.
        El jinete jamás volvió a aparecer.


Personajes:


El Cid: Llamado Rodrigo Díaz de Vivar, personaje valiente y querido por todo el mundo, admirable y con una familia, sus hijas y su mujer. 

El rey Alfonso VI: AL principio destierra al Cid pero a mediada que el Cid va conquistando lugares se da cuenta de su valentía y lo perdona.
 Doña Jimena : es la mujer del Cid. Apoya en todo a su marido porque le admira y mientras que destierran al Cid se queda con sus hijas.

 Elvira y  Sol : hijas del Cid y de Doña Jimena. SE casan con los infantes de Carrión y mas tarde con los príncipes de Navarra y Aragón.
 Seguidores del Cid: Álvar Fañez Minaya, Martín Antolinez… Deciden seguir al Cid para ayudarle, apoyarle y combatir junto a él en todas las batallas y enriquecerse. Son fieles vasallos que también iban ganando su honor.
Los infantes de Carrión : Hijos del Conde García Ordoñez, buscan la riqueza y la fama y le piden la mano a las hijas del Cid para aprovecharse de ellas y dejarlas mas tarde tiradas en el bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.