sábado, 2 de noviembre de 2013

EL CID

EL CID:

En un banquete del rey el conde Ordóñez insultó a don Rodrigo Díaz, este como respuesta le tiró de la barba consiguiendo así la furia del conde y del rey. Como castigo le destierra y don Rodrigo debe de abandonar Castilla en un plazo de nueve días. Don Rodrigo recoge sus pertenencias de su casa en Vivar y parte junto a sus hombres, en  Burgos todas las casas estaban cerradas y ante la pedida de alojamiento de don Rodrigo nadie le abría. Una niña salió y le dijo que nadie podía ayudarle o quedaría sin hogar, cabeza y ojos y no tendrá un entierro cristiano. A medida que avanzaban se les sumaban personas, entre ellas, Martín Antolínez, viejo amigo de don Rodrigo. Como necesitaban dinero para sobrevivir pidieron un préstamo a Rachel y Midas. El trato era que si no les devolvía los seiscientos marcos prestados más los cuatrocientos acordados como interés, se podrían quedar con todo lo que había en un baúl que les había entregado. Nada más salir de la casa de los prestamistas, estos  abrieron el baúl y vieron que estaba lleno de arena.  Poco a poco empezaron  a conquistar las ciudades habitadas por los musulmanes. La primera en conquistar fue Castejón. Después de las siguientes batallas, don Rodrigo le regaló al rey Alfonso varios caballos armados de raza árabe. Poco a poco iba conquistando ciudades en nombre de Dios y el rey. Después de cada conquista regalaba parte de lo ganado al rey. Le empezaron a llamar Cid. Conquistó Valencia y trasladó allí a su familia.  Al oír que estaba ganando grandes fortunas los infantes de Carrión pidieron la mano de sus hijas. Se organizó la boda y se convirtieron en esposos. Durante dos años vivieron tranquilos pero después de ese tiempo un día un león se escapó de la jaula y los infantes huyeron despavoridos. Para vengarse de la humillación que habían sufrido pidieron trasladarse a Carrión y una vez en camino pegaron a sus esposas dejándolas malheridas y abandonadas. Como venganza el Cid pidió audiencia al rey y este le concedió una batalla en la que combatiesen sus tres caballeros contra los infantes y el conde Ordóñez (su tío). Allí fueron vencidos y los príncipes de Navarra y Aragón se enamoraron de Elvira y  Sol (sus hijas). Durante las celebraciones de las bodas el conde Ordóñez asestó una puñalada por la espalda al Cid. Una vez vista por el médico el Cid decidió volver a Valencia, pero allí murió a causa de la infección de la herida. Como el ejército musulmán les había declarado la guerra, Jimena decidió vestirle para combate y subirle al caballo, como si estuviese vivo. Los musulmanes se quedaron petrificados al ver al Cid vivo, ya que le creían muerto por las banderas negras que rodeaban la ciudad. Después de vencer aquella batalla el cuerpo del Cid se perdió y nadie lo volvió a encontrar.
Realidad:

Al final don Rodrigo muere por causas naturales, se perdió Valencia y los restos mortales del Cid fueron variando de lugar a lo largo del tiempo. Actualmente se encuentran en la catedral de Burgos.
Personajes:

Don Rodrigo Díaz: valiente, astuto,  fiel a su rey y a Dios. Estuvo desterrado por seis años.

Doña Jimena: esposa del Cid, leal a Dios y su esposo. Durante el destierro del mismo todos los días iba a rezar por él.

Elvira y Sol: hijas del Cid, primero se casan con los infantes de Carrión, pero tras deshonrarlas se casan con los príncipes de Aragón y Navarra.

Fernando y Diego de Carrión: cobardes, primeros esposos de las hijas del Cid. Pierden su honor en una batalla por maltratar a Elvira y a Sol.

Álvar Fáñez: fiel compañero del Cid, informaba al rey sobre las nuevas del Cid durante su destierro.


Rey Alfonso: rey y señor del Cid.

 Marta Cuadrado Aníbarro Nº7 3ºA 1º Evaluación 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.