domingo, 3 de noviembre de 2013

El Conde Lucanor - Carlos Méndez nº21 3ºA

Cuento I: Lo que sucedió a un rey y a un ministro suyo.

Una vez el conde Lucanor estaba hablando con Patronio, su consejero, y le dijo, un gran hombre de esta tierra muy honrado y muy poderoso, es su voluntad marcharse de aquí y no volver de ninguna manera, me quería dejar toda su tierra, en parte vendida y en parte encomendada, aconsejadme vos lo que os parece en este hecho. Patronio le contó una historia al conde sobre lo que le paso a un rey con uno de sus privados y al final el conde aprendió la siguiente moraleja: No te engañes ni creas en lo regalado, nadie hace por otro su propio daño. Por la misericordia de Dios y por el buen consejo se libra el hombre de aflicción y cumple su deseo.

Cuento II: Lo que sucedió a un hombre bueno con su hijo.


Otra vez acaeció también que el conde Lucanor hablaba con Patronio, su consejero, y le dijo como estaba muy preocupado por un hecho que quería hacer, pues si por ventura lo hiciese, sabia que muchos se lo reprocharían y que si no lo hiciese, el mismo entendería que se lo reprocharía con razón. le contó cuál era el hecho y le rogó que le aconsejase lo que entendía que en aquello debía hacer. Patronio al tratar de ayudarlo le contó algo sobre un hombre bueno y su hijo cuando Patronio el conde aprendió lo siguiente: Por lo que digan las gentes, siempre que no sea a mal, al provecho para, mientes y haces esto.

Cuento V: Lo que sucedió a una zorra con un cuervo que tenía un pedazo de queso en el pico.

Estaba hablando el conde Lucanor con su consejero, Patronio, y le dijo: Un hombre que dice ser muy amigo mío, empezó a alabarme diciendo que tenía mucha honra, poder y y muchas cualidades, y me propuso un negocio que parece que me beneficia. Entonces Patronio le contó que una zorra empezó a hacerle cumplidos a un cuervo que tenía un trozo de queso, después de  tantos cumplidos la zorra le pidio que cantara y como el cuervo penso que era su amiga cantó, y al cantar se le cayó el trozo de queso al suelo y entonces la zorra lo cogió y se marchó. Con esta historia el Conde aprendió que quien te alaba diciéndote cualidades que no tienes, quiere llevarse lo tuyo.


Cuento VI:  Lo que aconteció a la golondrina con las otras aves cuando vio sembrar el lino. 

El conde Lucanor hablaba con Patronio, diciéndole que unos vecinos suyos que eran más poderosos que él se andaban juntando y planeando engaños para hacerle mucho daño. Entonces Patronio le contó que una golondrina había avisado a las otras aves de que un humano había empezado a sembrar lino para hacer redes que servirían para cazar a los pájaros pero no le hicieron caso. Y a medida que el tiempo pasaba el lino iba creciendo y como era tan grande ya no lo podían arrancar y los pájaros se arrepintieron de no haber hecho caso a la golondrina. Con este cuento el Conde comprendió que el hombre debe alejar el mal en su comienzo para que no le alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.