miércoles, 6 de noviembre de 2013

El Conde Lucanor por: Luis Méndez García Nº20 3ºA

TÍTULO DE LA OBRA: EL CONDE LUCANOR

AUTOR: Don Juan Manuel

EDITORIAL: Vicens Vives (Clásicos Adaptados)

PERSONAJES PRINCIPALES: Conde Lucanor, Patronio, don Juan.

LUGAR DONDE TRANCURRE LA HISTORIA: En la Castilla medieval.

TIEMPO EN EL QUE SUCEDEN LOS HECHOS: En la Edad Media.

RESUMEN:

En todos los cuentos se da la misma situación: el conde Lucanor plantea un

problema y pide consejo a Patronio que le relata una historia a modo de ejemplo. El

cuento termina siempre con una moraleja de don Juan.

Dos en un burro ( ejemplo II)

Problema que plantea el conde Lucanor: hacer o no hacer una cosa sabiendo que le

conviene hacerla porque, si la hace habrá quien se lo reproche y si no la hace también se

lo reprocharán.

Relato de Patronio: un labrador y su hijo fueron al mercado con el burro; primero iban

caminando, después el hijo subió al burro y el padre iba caminando, luego subió el

padre al burro y el hijo iba a pie y, por último, subieron los dos al burro. Probaron de

todas las formas posibles y siempre encontraban alguien que criticaba su conducta.

Moraleja de don Juan: hacer siempre lo que más convenga procurando no hacer daño a

nadie, porque siempre habrá alguien que te critique.

El filósofo que entendía las aves (ejemplo XXI)

Problema que plantea el conde Lucanor: qué hacer para que un muchacho no se deje

engañar por su juventud y haga lo mejor para su vida y hacienda.

Relato de Patronio: un joven rey al que su juventud le hace perder la cabeza y lleva a

su reino de mal en peor desoyendo los consejos del filósofo que le había educado y la

forma en que éste le reconduce por el buen camino.

Moraleja de don Juan: para que un joven siga tus consejos trata de hacerlos agradables y

atractivos pues si le castigas o riñes no entenderá que lo haces por su bien.

El traje invisible (ejemplo XXXII)

Problema que plantea el conde Lucanor: cómo saber si el hombre que le propone un

negocio, supuestamente muy beneficioso pero que debe mantener en secreto, lo hace

con buena intención o con el propósito de engañarle.

Relato de Patronio: tres pícaros consiguen embaucar a un rey moro para confeccionarle

una tela que sólo puede verla el que de verdad es hijo del que considera su padre. Todos

los cortesanos y vasallos que rodeaban al rey decían ver la tela pues no se atrevían a

decir la verdad y quedar deshonrados. Cuando el rey salió a la calle con el traje, en

realidad iba desnudo y un negro, que como no tenía honra no podía perderla (en esa

época la honra era un privilegio exclusivo de la gente de alta posición social), le dijo

que iba desnudo y tras este todos empezaron a decir lo que estaban viendo, y así el rey

se dio cuenta de que le habían engañado los pícaros y se habían fugado con el dinero y

las joyas que les había entregado por la tela.

Moraleja de don Juan: si pretenden que desconfíes de un buen amigo seguro que

quieren engañarte y sacar algún beneficio a cambio.

La vergüenza de Saladín (ejemplo L)

Problema que plantea el conde Lucanor: quiere saber cuál es la mayor virtud que puede

tener un hombre.

Relato de Patronio: El sultán Saladín se enamora de la esposa de un vasallo y para

acercarse a ella con más facilidad envía al marido a cumplir una misión a un lugar

muy lejano, pero la mujer muy sensata y honesta le promete hacer lo que ordene el

Sultan cuando éste le responda cuál es la mayor virtud que puede tener un hombre, y así

Saladín se embarcó en un viaje tras otro hasta que mucho tiempo después un anciano

caballero le dio la repuesta que buscaba: la vergüenza es la mayor virtud que puede

tener un hombre, y que es madre y cabeza de todas las bondades.

Moraleja de don Juan: la vergüenza empuja al hombre a ser más educado y bondadoso y

a reprimir los malos actos y alejarle del mal camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.