martes, 5 de noviembre de 2013

SE LO QUE ESTÁS PENSANDO - David González Nº12 3ºA

David Gurney es un policía que tras 25 años de servicio, se había retirado e ido a vivir a las afueras del condado de Delaware con su mujer, Madeleine.

Un día como otro cualquiera, un antiguo compañero de la facultad de Gurney contacta con él. Mark Mellery, un hombre con una buena situación economica (a pesar de su pasado vuelto de drogas, alcohol, etc.), era dueño del Instituto de Espiritualidad Delaware.

El por qué de este encuentro (habían quedado para hablar), tal y como le habia dicho Mark a David, era la llegada de una carta que le urgía a pensar en un numero y posteriormente abrir el sobre del interior de la carta. Lo impactante de aquello era que, tras abrir el sobre, se observaba un número escrito, el mismo número que Mark había pensado, el 658.

Gurney observó que la carta venía a nombre de ''X. Aribdys'', y la deducción del expolicía era que ese nombre significaba Charibdys, o algo parecido [ X (Christ) Aribdys ]. Ambos hombres estaban asombrados, anonadados por esta carta. Era prácticamente imposible saber el número que Mark pensaría.

Días después, a Mark le llega otra carta, en este caso amenazadora:
                                      Darás lo que has quitado
                                        al recibir lo dado.
                                      Sé todo lo que piensas
                                        sé cuando parpadeas,
                                        sé dónde has estado,
                                        sé a donde irán tus pasos.
                                      Vamos a vernos solos,
                                        señor 658.

Mark y David estaban asombrados; Mellery más bien asustado. No podían acudir a la policía, ''Charibdys'' lo sabría.

Pocas semanas después Mark recibe otra carta, la cual decía que X. Aribdys lo iba a llamar esta misma noche, así podrían hablar.
Y así fue, Mark recibió la llamada he invitó a esa misma línea a David, sin Charibdys saberlo (o al menos eso creían).

La llamada fue lo suficientemente clara como para saber que Mark y Charibdys se conocían del pasado, y al parecer el segundo quería venganza.

Al final el policía acaba descubriendo quien era el desconocido y acaba deteniéndolo por delitos anteriores y por intentar asesinar a Mark.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.