lunes, 20 de enero de 2014

Alejandro Martínez 3ºB nº22

EL LAZARILLO DE TORMES

La madre de Lázaro le entrega a un ciego, que será de ahora en adelante quién cuide de él. Lázaro se las tiene que ingeniar para poder robarle comida al ciego cada día, ya que este es muy listo, y a Lázaro que da escasamente de comer, le resulta difícil. Finalmente lo abandona, no sin antes vengarse por todo aquello que le hizo pasar, Lázaro le manda saltar en un lugar donde el cauce del río que van a cruzar es supuestamente muy pequeño, y el ciego con plena confianza salta, llevándose un golpe contra un pilar que le deja inconsciente. Más tarde Lázaro sirve a un clérigo, este aún le da menos de comer que el ciego, y le mata de hambre. El clérigo guarda el pan en un baúl bajo llave y Lázaro se ve obligado a robar del baúl, para poder comer. Es entonces cuando el clérigo se entera de lo que sucede, y Lázaro lo acaba abandonando. Posteriormente se encuentra con un escudero, que es completamente pobre y viste como hombre adinerado, esta vez, no es Lázaro al que poco dan de comer, si no es él, el que da de comer al escudero. Hacienda reclama al escudero, y este se marcha de la ciudad, siendo esta vez el amo el que abandona a Lázaro. Luego Lázaro toma como amo a un fraile de la merced, que más bien no parece religioso, y por razones que no cuenta lo abandona. Posteriormente Lázaro se asienta con un buldero, que recorre las parroquias mintiendo a la gente y vendiendo falsas indulgencias, el buldero solo estaba interesado en sí mismo y en hacer dinero, Lázaro marcha y lo deja. Más tarde Lázaro se asienta con un capellán, que le manda como aguador, con una mula y tinajas, y a cambio lo que ganase los sábados sería para él. Tras cuatro años, Lázaro se compra ropa decente y deja al capellán. A continuación se pone a trabajar con un alguacil, en numerosas ocasiones recibe pedradas y a su parecer, el oficio es demasiado peligroso, lo deja y finalmente empieza a trabajar para un arcipreste, que casa a Lázaro con una de sus criadas, que a pesar de pasar demasiado tiempo con el arcipreste, hasta dar la sensación de que son amantes, Lázaro termina viviendo felizmente después de todas las penas que pasó, con su mujer, a la que él quiere tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.