lunes, 27 de enero de 2014

El niño con el pijama de rayas


El niño con el pijama de rayas


 Bruno es un niño de ocho años que vuelve a casa después de jugar con sus amigos del colegio cuando le da una sorpresa su madre. Le dice que su padre, un oficial nazi, ha sido ascendido y que van a tener que irse fuera de Berlín. Toda la familia tendrá que trasladarse al campo, obligándo a Bruno a dejar la casa y a sus amigos. A Bruno le cuesta acostumbrarse a su nueva vida y se aburre cada vez más. No hay niños con los que jugar y su madre le prohíbe explorar los alrededores de la casa además, su hermana mayor, Gretel, no se molesta en hablarle. Bruno tiene curiosidad sobre una especie de extraña granja que ve desde la ventana de su habitación, en la que toda la gente lleva pijamas de rayas. Cuando intenta saber más cosas sobre la 'granja' le dicen que se olvide de ella y le prohíben acercarse por allí.
Bruno se hace amigo de Pavel un empleado que trabaja en la cocina. Mientras su madre está ausente de la casa, Bruno se cae del columpio del jardín y se hace un corte en la rodilla. Y es Pavel quien le cura la herida.
Tras varias semanas dando vueltas alrededor de la casa, Bruno acaba desafiando a su madre y se cuela fuera de la casa por el jardín trasero en busca de aventuras. Deambula por los bosques y se topa con una alambrada. Al otro lado, un chico pequeño con un pijama de rayas está descargando escombros de una carretilla. Bruno está tan contento de haber encontrado alguien de su edad con quien jugar, que empieza a visitar todos los días a Shmuel, su nuevo amigo, sin decirle nada a sus padres.

En las semanas siguientes, Bruno empieza a estar cada vez más inquieto por lo que ve y lo que escucha en casa y por lo que descubre en su vida secreta junto a la alambrada con Shmuel. Es testigo de la brutal paliza que Pavel sufre a manos del imprevisible teniente Kotler. Además, su madre ha comenzado a darse cuenta de algunas cosas, ya que ella tampoco sabía que estaba al lado de un campo de concentración. Shmuel le cuenta historias a Bruno que le hacen sospechar sobre su padre y empieza a pensar que no es un hombre tan bueno como él creía. Un día Bruno ve a Shmuel limpiando la cristalería en su casa y le da un bizcocho, pero el teniente Kotler les sorprende juntos y acusa a Shmuel de robar comida. Más tarde Bruno visita varias veces la alambrada, pero Shmuel no aparece. Cuando Shmuel vuelve por fin, su cara está marcada por una terrible herida causada por el puño del teniente Kotler.
 El padre de Bruno decide enviar a su familia a casa de una tía que vive en Berlín. El traslado no le gusta a Bruno ya que se da cuenta de que tendrá que separarse de su nuevo mejor amigo. 

En uno de sus últimos encuentros, Bruno se entera de que el padre de Shmuel lleva tres días sin aparecer. Bruno promete ayudar a su amigo a buscar a su padre. El día del traslado a Berlín, Bruno se escapa para ver a Shmuel y entra dentro del recinto. Buscan al padre de Shumel pero no lo encuentran. Empieza a llover y Bruno quiere volver a casa pero acaban dentro de una muchedumbre y los soldados les llevan a una cámara de gas donde mueren juntos con los demás presos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.