domingo, 26 de enero de 2014

Juan Salvador Gaviota- Adrián Chaves Lozano Nº5 3ºA

             Juan Salvador Gaviota


Autor: Richard Bach

Personajes:

Juan Salvador Gaviota: Tenaz y obsesionado con la idea de superar todos los récords mundiales de velocidad de vuelo para gaviotas
Madre de Juan Salvador Gaviota: Siempre preocupada porque su hijo entre vuelo y vuelo no tiene tiempo para comer.
Padre de Juan Salvador Gaviota: Es una gaviota muy práctica e intenta hacer ver a su hijo que la única razón de volar es comer.
Gaviota Mayor: Es el jefe de la bandada de gaviotas. Cree que Juan es un irresponsable y un deshonor para el resto de la familia.
Rafael: Instructor de vuelo de Juan Salvador Gaviota.
Chiang: Es la Gaviota Mayor de la colonia a la que Juan fue exiliado.


                                      RESUMEN

Un pesquero navega a un kilómetro de la costa cuando las gaviotas advierten que allí hay comida y una multitud de ellas bajan para luchar por ella. Este nuevo día es distinto para una de esas gaviotas, pues más allá de los barcos de la playa y de la comida, Juan Salvador Gaviota está practicando su vuelo a treinta metros de altura. Para el resto de gaviotas detenerse en mitad del vuelo es una vergüenza y un deshonor, y Juan no hace sino atascarse. Pero él no es una gaviota cualquiera. Por eso Juan no es popular entre las demás gaviotas y hasta sus padres intentan comprender sin poder por qué en vez de buscar comida se dedica a estrellarse entre un vuelo y otro. Juan intenta hacer caso a sus padres pero le resulta imposible pescar, porque solo quiere volar más alto. Por tanto después de unos días vuelve a intentar un vuelo en picado desde una altura de trescientos metros.
Todas las veces que intenta el vuelo al pasar a una velocidad de más de cien kilómetros por hora, acaba estrellándose contra el agua. Todavía en su último intento, a ciento treinta kilómetros por hora, el choque es tan brutal que mientras pierde el sentido solo se le viene una voz a la mente, que le dice: “soy una pobre y limitada gaviota”. A partir de ese momento se promete que será una gaviota normal y así todos serían felices. Pero este propósito solo dura 5 minutos. Sigue con sus intentos una y otra vez. La Gaviota Mayor al ver todos sus intentos y aterrizajes estrepitosos decide convocarlo y ponerlo en el centro de la bandada para reprocharle su actitud y decirle al resto de las gaviotas que le dieran la espalda.
Un día vienen a visitarle dos gaviotas muy extrañas, porque sus alas son resplandecientes y vuelan con una elegancia que Juan nunca ha visto. Las gaviotas le explican a Juan que vienen a llevarlo a casa, que ha terminado una etapa y es hora de que comience otra. Juan esta cansado y se duerme. Durante los siguientes días recuerda a su instructor de vuelo, Rafael, quien le muestra que es una gaviota única. Un día Juan se atreve a acercarse a Chiang, la Gaviota Mayor de su nueva colonia, y consigue que le de clases de vuelo. Chiang le enseña a mantener el control. Juan aprende a volar como él quiere y se convierte en maestro de todos los Exiliados.
Las leyes de la bandada prohíben si quiera mirar a un Exiliado, pero todas las gaviotas jóvenes que observan la forma de volar de los Exiliados quieren volar como ellos. Juan les dice que la única ley verdadera es la que conduce a la libertad. Juan encarga a Pedro, uno de sus alumnos, la enseñanza como Instructor de la bandada y desaparece entre un resplandor.

                                                    

                                     FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.