domingo, 5 de enero de 2014

Lazarillo de Tormes - 2º Evaluación - Santiago Martín Hernández Nº21




Lazarillo de Tormes
  
Lázaro era un niño, hijo de Tomé Gónzales y Antonia Pérez. Nacido en una aldea de Salamanca, él y sus padres vivían en un granero cerca del rio Tormes de donde viene su nombre. Su padre fue acusado de roba y fue perseguido por la justicia, tras la muerte de su padre, Lázaro y su madre se fueron a vivir a la ciudad. La madre vendió a Lázaro a un ciego ya que no tenía dinero para poder cuidarlo. Lázaro aprendió mucho de su amo ya que su amo era muy sabio y mezquino pues le tenía muerto de hambre, Lázaro consiguió escapar de él y así buscarse un nuevo amo.

 Este encontró un clérigo que era una persona muy avariciosa que guardaba la comida en un arca y tenía a Lázaro muerto de hambre por lo que Lázaro tenía que apañárselas para poner conseguir un poco de comida. Pero este no permaneció mucho tiempo ya que el Clérigo le echo.
El próximo amo fue un escudero que fue el más compasivo con Lázaro pero no tenía mucho dinero por que comían muy poco por lo que Lázaro tuvo que abandónalo.
Luego estuvo con un fraile ya que se cansó de seguirlo no duro mucho tiempo.
Encontró a su siguiente amo un Buldero que era un embustero a la vez que inteligente.
Después de quedo con un capellán y este le dio un asno con el que repartía gua por la ciudad, los sábados el dinero que recaudaba se lo podía quedar con lo que cuando tuvo más dinero se compró ropa nueva y abandono a su amo.

Su último amo fue un aguacil ya que el trabajo que realizaba le pareció muy peligroso opto con dejarlo.
Después de tener tantos amos este se convirtió en pregonero, más tarde se casó con una de la criadas del arcipreste de San Salvador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.