lunes, 27 de enero de 2014

Lazarillo de Tormes

 

EL LAZARILLO DE TORMES
  • Tratado primero:   Lázaro de Tormes nace en Tejares, una aldea de Salamanca, concretamente en un molino en el río Tormes. Su padre muere en combate contra los moros tras ser condenado por crímenes que él no había cometido. Su madre montó una posada y allí llegó un día un ciego que adoptó a Lázaro con el permiso de su madre. Éste era una especie de curandero que sabía oraciones para todos los males. Era sabio pero también avaricioso y tacaño, ya que mataba al Lazarillo de hambre. Guardaba su comida en un fardel de lienzo del que el Lazarillo intentaba robar siempre que podía. Una vez el ciego se enteró de que le robaba el vino y le asestó un golpe con una jarra tan fuerte que se la rompió en la cabeza. Tras pasar bastantes peripecias, Lázaro se cansó del ciego y se deshizo de él haciendo que saltara un arroyo pegándose de frente contra un pilar de piedra. Nunca supo nada más de él.
  • Tratado segundo:  Lázaro llega a Maqueda donde se encuentra con un clérigo que le acoge para que le ayudase a hacer la misa. Éste era peor que el ciego, ya que no le daba nada para comer, salvo una ración cada cuatro días. Estaba tan débil que no podía casi ni mantenerse en pie, así que empezó a robarle comida del baúl, pues había hecho una copia de la llave. Lázaro le decía al clérigo que eran los ratones que habían entrado en el baúl y se comieron el pan. El clérigo sospechaba de que hubiera una culebra en la casa. Una noche Lázaro empezó a hacer silbidos mientras dormía, eso se debía a que guardaba la llave del baúl en la boca. Al soplar, la llave hacía el ruido y el clérigo se despertó . Siguiendo el ruido, el clérigo, que no veía nada, dio un golpe donde pensaba que estaba la culebra y le dio a Lázaro un tremendo golpe que lo dejó inconsciente. Después de recuperarse del golpe, el clérigo dejó ir a Lázaro.
  • Tratado tercero:  Lázaro llegó a Toledo donde estuvo pidiendo limosna y sobreviviendo como pudo. La gente le decía que buscase un amo y ese encontró con un escudero que aparentaba tener dinero por su forma de vestir. Pero en realidad era pobre y Lázaro volvió a pasar hambre otra vez. Pero no porque su amo no le quisiera dar de comer sino porque no tenía dinero para hacerlo. Lázaro se dedicó a mendigar por las calles donde conseguía la comida y pedía en las casas de la gente. Un día llegaron a su casa un alguacil y otros señores que decían que les debía el dinero del alquiler de la casa y de la cama. El amo de Lázaro escapó y abandonó a Lázaro.

  •  Tratado cuarto:  Lázaro estuvo con un fraile de la Merced que le encomendaron unas mujeres.  Lázaro no estuvo mucho tiempo con él ya que le abandonó al poco tiempo. A éste le encantaba  caminar y le regaló los primeros zapatos a Lázaro aunque no duraran mucho.

      
  •  Tratado quinto:  Lázaro acabó con un buldero mentiroso que predicaba bulas falsas. Una vez        después de una discusión entre un alguacil y el amo de Lázaro. El alguacil entró en la iglesia donde  estaba éste y le acusó de predicar bulas falsas. El buldero reza a Dios y dice que castigue a quien piense que miente de los dos. Después de decir eso el alguacil cayó al suelo y empezó a escupir y a hacer movimientos extraños.(todo estaba planeado) Luego el buldero pidió a Dios que parase y el alguacil volvió a estar como antes. La gente impresionada empezó a pedir las bulas y lo que ocurrió allí se fue haciendo famoso por el lugar. A los sitios a los que iba él la gente le pedía sus bulas. Una vez engañó a la gente de un pueblo al calentar una cruz de metal que al besar el alcalde del pueblo pensó que se trataba de un  milagro. Los escribanos no daban abasto y se dieron más de 3000 bulas. Lázaro estuvo con él un tiempo y no se quejaba ya que le daba de comer.

  •    Tratado sexto: Lázaro trabajó con un capellán repartiendo agua. Antes de eso había estado con un      hombre que pintaba panderos pero sufría mucho así que lo dejó. El trabajo con el capellán le fue        muy bien y estuvo cuatro años ahorrando y trabajando hasta que decidió no seguir con ese trabajo. 


  • Tratado séptimo: Lázaro trabaja con un alguacil, pero aguantó poco tiempo ya que le parecía un trabajo muy peligroso. Después de un tiempo se convirtió en pregonero y fue ganando respeto, hasta convertirse en un buen hombre. Entonces el arcipreste de San Salvador le pide que se case con una de sus criadas y así hizo.Vivió con ella y fue feliz, a pesar de que se creía que ella le engañaba. Y ahí se acaba su historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.