domingo, 23 de marzo de 2014

EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS

Bruno un día al llegar a casa después del colegio vio a la criada recogiendo todas sus cosas se

iban de su casa de Berlín, se mudaban. Bruno se acababa de enterar y se puso muy triste. Su

padre tenía que hacer un trabajo muy importante en “Auchviz” y todos se van con el .

A Bruno no le gustaba nada su nueva casa comparada con la de Berlín era mucho peor y allí

no tenía amigos ni nada que hacer y se aburría mucho una tarde anduvo y anduvo por aquella

alambrada que veía desde la ventana de su cuarto, quería saber hasta donde llegaba lo lejos ,

cuando llego al final vio al otro lado de la alambrada a un niño.

Bruno y el niño empezaron a hablar. Se llamaba Shmuel se hicieron amigos y Bruno cada tarde

iba hasta allí. Nunca dijo nada en casa de ya que creía que no se lo iban a tomar bien en casa y

él no quería perder a la única persona con la que podía entretenerse en ese lugar .

Durante todo el tiempo que Bruno pasó en “Auchviz “lo único que hacían los dos niños era

hablar ya que cada uno estaba aun lado de la alambrada. Hablaban sobre las diferentes vidas

que llevaban, pero Bruno no se daba cuenta de muchas cosas, como de que su amigo no lo

pasaba realmente bien ahí dentro y sólo se preocupaba por él mismo.

Después de un año, la madre de Bruno decidió que ya era hora de volver a Berlín. Cuando le

dieron la noticia a Bruno se puso un poco triste. A la tarde siguiente hizo el mismo camino que

siempre hasta allí. El día anterior Shmuel no encontraba a su padre y pidió ayuda a Bruno y él

le prometió ayudar a encontrar a su padre así que Shmuel le cogió un pijama de rayas como

el que él llevaba puesto y por el hueco que había debajo de la alambrada Bruno fue a ayudar

a su amigo. Ya dentro hombres con armas les llevaron hasta una habitación, la gente estaba

asustada y Bruno no entendía nada. Bruno cogió la mano de su amigo Shmuel y le dijo que

lamentaba no haber podido encontrar a su padre y que para él ahora Shmuel era su mejor

amigo para toda la vida, de repente se oscureció la sala y los dos amigos cogidos de la mano

se abrazaron. Después de esto nada mas se volvió a saber de Bruno, su madre un dia volvió al

lugar donde encontraron la ropa de su hijo y vio un hueco que había debajo de la alambrada,

ahí se dio cuenta de lo que había pasado. Años mas tarde unos soldados cogieron al padre de

Bruno y éste pasando de todo le daba igual lo que le hicieran porque había perdido a toda su

familia por no actuar de la forma adecuada.

Paula Álvarez-Garrido Nº4 3ºB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.