lunes, 31 de marzo de 2014

El Quijote


Alonso Quijano era un hidalgo de 50 años, apodado “El Bueno”, vivía en un pequeño pueblo de La Mancha con su sobrina, su ama y con sus amigos el barbero y el sacerdote.
A este buen señor le dio por leer libros de caballerías y de tanto leer, se volvió loco. Un día cogió a su caballo, unas armaduras de su bisabuelo y salió a vivir aventuras como un caballero andante, fue nombrado caballero en una venta, y tras esto vivió una serie de aventuras hasta que volvió a su casa encantado y embrujado por cuentos que le habían contado sus amigos el barbero y el sacerdote.
Ya curado de sus heridas, salió el viejo hidalgo acompañado de su nuevo escudero, Sancho Panza, a vivir más aventuras. Tras cierto tiempo, Don Quijote, que así se hacía llamar el señor Quijano, volvía en sus cabales mientras que Sancho se estaba volviendo loco. Después de una batalla con un caballero que realmente era sansón Carrasco, vecino del señor Quijano, volvió a su casa donde se curó del todo mentalmente y murió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.