martes, 1 de abril de 2014

CUENTO DE NAVIDAD

El protagonista es el señor Scrooge, un hombre tacaño que no quiere celebrar la Navidad por su adicción al trabajo. No le importan los demás, ni siquiera su empleado Cratchit o su sobrino Bob, lo único que le importan son los negocios y ganar dinero.
En víspera de Navidad, Scrooge recibe la visita de un fantasma que resulta ser su socio Marley, que había muerto hacía 7 años. El espectro le anuncia a Scrooge que ya ha superado el conjunto de sus maldades, y cuando muera tendrá que llevar una cadena larga y pesada. Entonces le dice que vendrán tres espíritus de la Navidad, que le darán la última oportunidad de salvarse. 
Esa noche aparecen los tres espíritus navideños: el del Pasado, que le hace recordar a Scrooge su vida infantil y juvenil y su desmedido afán de enriquecerse. El del Presente  que le hace ver  cómo varios conocidos celebran la Navidad. El del Futuro le muestra lo peor: su casa saqueada por los pobres y su propia tumba. 
Al final, el avaro despierta de su pesadilla y se convierte en un hombre generoso y amable. Scrooge celebra la Navidad, mándandole un pavo a su empleado, saluda a la gente con una Feliz Navidad y se va a casa de su sobrino Fred para festejar las fiestas. A Cratchit le da un aumento de sueldo y va con él para ayudar a su familia. Acaba con la memorable la frase del pequeño Tiny Tim: "Y que Dios nos bendiga a todos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.