miércoles, 2 de abril de 2014

Sergio Antón Fuente Nº 5 3º B ESO 2º Evaluación

Título original: Don Quijote de la Mancha
Autor: Miguel de Cervantes.

Personajes:
Don Quijote: Hidalgo que se vuelve loco y acaba creyendo que es un gran y fuerte caballero.
Sancho Panza: Campesino de mente simple fácil de manipular que acaba siendo el escudero de don Quijote y que al final también parece que se le va un poco la pinza
Resumen.
Cap.1 Que trata del famoso y el valiente hidalgo don Quijote de la Mancha.
Esta aventura comienza con un  hidalgo que en sus ratos libres se dedicaba a la lectura de libros de caballería, tanto es así que acabó creyéndose caballero. Se puso por nombre don Quijote de la Mancha y a su caballo Rocinante. Limpió una armadura y preparó las armas, solo le faltaba tener una enamorada. Eligió a una labradora cercana llamada Aldonza Lorenzo y le cambió el nombre por el de Dulcinea de Toboso.
Cap.2 Que trata de la primera salida del ingenioso don Quijote y la graciosa manera que tuvo de armarse caballero.
Don Quijote impaciente por empezar a reparar injusticias comenzó su viaje para probar la valía de su brazo pero se dio cuenta que antes de eso tenía que armarse caballero. Por la noche llegó a una venta en la que había dos rameras a la puerta, camino de Sevilla, pero Quijote veía dos doncellas a la puerta de un castillo. Al verle, las chicas se escondieron dentro de la venta y salió el ventero, diciendo que no había sitio para hospedar a nadie, pero don Quijote insistió. Se acabó instalando y se despojó de las armas, dejándolas cerca de un pozo. Otro huésped se acerco al pozo a por agua y don Quijote pensó que iba a robarle las armas, así que atacó al huésped y lo dejó inconsciente, después llego otro arriero y le pasó lo mismo. El resto de huéspedes al ver a sus compañeros empezaron a apedrear a don Quijote, pero el ventero consiguió pararles y, para que se fuese, hizo como que lo armaba caballero para que pudiese empezar con sus aventuras fuera de la venta.



Cap.3 De lo que sucedió a nuestro caballero cuando salió de la venta.
Decidió volver a casa a por dinero, ropa y un escudero. Por el camino vio a un labrador pegando azotes a un muchacho. Se acercó e hizo que el labrador parase. Le preguntó al labrador por qué castigaba al mozo, que se llamaba Andrés, el labrador le respondió que era porque Andrés se había quejado de que no le pagaba. Don Quijote soltó al mozo y amenazó al labrador para que pagase todo lo que debía, pero cuando se fue, el labrador volvió a atar al mozo.
Por el caminó encontró a unos mercaderes a quienes no dejaba pasar a no ser que afirmasen la belleza de Dulcinea. Apreciaron la locura del hidalgo y uno de ellos le respondió con tono burlón y don Quijote quiso arremeter contra él pero rocinante tropezó y ambos se cayeron. Al cabo de un tiempo apareció un labrador vecino suyo y lo recogió y se lo llevó a casa.
Cap.4 El escrutinio de los libros y la segunda salida de nuestro buen caballero.
En su casa estaban: el cura Pedro Pérez, el barbero maese Nicolás, el ama de casa y su sobrina. Estas dos convencieron a los otros dos para que cogiesen los libros de caballería de don Quijote y se los llevasen. El cura y el barbero los fueron mirando uno a uno y unos pocos se salvaron de la quema. Además para que cuando don Quijote despertase no volviera a tener ganas de leer esos libros tapiaron la habitación donde estaban. Mientras don Quijote convenció a un labrador vecino, Sancho Panza, de que fuese su escudero, prometiéndole ser el gobernador de una ínsula que ganaría en combate como caballero andante.
Cap.5 La espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento y la estupenda batalla con el gallardo vizcaíno.
Llegaron a un campo en el que había treinta o cuarenta molinos de viento, los cuales don Quijote los veía como gigantes. Se abalanzó contra uno de ellos con todas sus fuerzas sin hacer caso de los gritos de advertencia de Sancho con tan mala suerte que sopló un poco de viento y una de las aspas golpeó a don Quijote con una fuerza descomunal dejándolo quieto. Sancho acudió a socorrerle y el Quijote le acabó explicando que había sido el sabio Frestón que había convertido los gigantes en molinos para quitarle toda la gloria.
Se dirigieron a Puerto Lápice y por el camino encontraron a dos frailes der San Benito montados en mulas seguido de un coche rodeado de cuatro a caballo y otros dos andando, en el que iba una señora vizcaína que iba a Sevilla. Don Quijote pensó que se trataba de unos secuestradores. Primero arremetió contra uno de los frailes pero este saltó de la mula y le esquivó y el segundo huyo, don quijote se acerco al coche mientras Sancho le robaba la ropa al fraile, cuando de repente dos mozos que acompañaban al fraile le molieron a palos y se fueron con el fraile.                            Viendo que un señor no dejaba avanzar al coche un vizcaíno se enfrento a don Quijote. El primero en descargar el golpe fue el vizcaíno, cortándole la mitad de la oreja a don Quijote, quien descargó un golpe fatal en la cabeza del vizcaíno, Sancho se levanto y le pidió a su amo que se curase la oreja, este le dijo que más tarde prepararía el bálsamo de fierabrás que todo lo curaba. Decidieron buscar un castillo donde dormir y tomar la cena, pero se les hizo de noche y acabaron durmiendo al lado de las chozas de unos cabreros.
Cap.6 De lo que le sucedió a don Quijote con unos cabreros.
Los cabreros recibieron muy bien a Sancho y don Quijote, les ofrecieron un poco de pan y queso y un lugar para dormir. Durante la cena don Quijote empezó a explicarles sus aventuras como caballero andante, y en que consiste ser un acaballero andante. Durante esa charla uno de los cabreros vio la herida de don Quijote y le hizo un nuevo bálsamo para curarle. Apareció otro cabrero llamado Pedro que les contó al resto de cabreros que había muerto Grisóstomo, y luego le explico a don Quijote que Grisóstomo era un enamorado de una bella mujer llamada Marcela.
Al día siguiente fueron al entierro y mientras uno de los amigos de Grisóstomo decía unas palabras apareció Marcela y don quijote aprovecho sus dotes de caballero pa ra evitar que nadie fuese a por la doncella mientras ella explicaba que no era su culpa que  hubiese muerto ya que en ningún momento le había dado esperanzas. Marcela se adentro en el bosque y Sancho y don Quijote fueron tras ella para ponerse a su servicio.
Cap.7 Donde se cuenta la desgraciada aventura de don Quijote con unos yangüeses y lo que le sucedió en una venta.
Buscando a Marcela cavaron en un prado donde pararon a descansar, con tan mala suerte que había un grupo de yeguas y Rocinante fue a por ellas. Los criadores al verle acercarse le derribaron a base de palos. Don Quijote al verlo salió decidido contra ello para derrotarlos y Sancho también se animó, pero ambos acabaron maltrechos.
Llegaron a una venta donde la ventera y su hija les curaron las heridas. También estaba una tal Maritornes, una moza asturiana, que se quedó para cuidar a Sancho ya que esa misma noche había quedado con un arriero en esa habitación. Por la noche Maritornes se acercó a la cama de don Quijote pensando que era la del arriero y don Quijote pensó que era la hija del alcaide del castillo y le dijo varias palabras de amor. El arriero que las escuchó se lanzó contra don Quijote, rompiendo su cama, por el ruido el ventero se despertó y fue a la habitación. Maritornes se escabulló en la cama de Sancho temerosa y Sancho la golpeó pensando que eran pesadillas y al final cuando el ventero llegó todos se empezaron a pelear entre todos sin saber a quién daban porque no había luz. Cuando pararon Quijote mandó a Sancho a por vino romero aceita y sal para preparar el bálsamo de Fierabrás. Cuando lo terminó de cocinar lo potó y se fue a la cama pero se levantó recuperado. Viendo la mejoría en su amo se lo tomó también pero con peor suerte. Acabó mucho peor que antes. Don Quijote que ya se sentía recuperado salió de la venta sin pagar. El ventero le pidió el dinero a Sancho pero no tenía nada así que decidieron mantearlo y humillarlo. Sancho acabó saliendo de la venta con su amo y sin pagar, pero tampoco sin sus alforjas.
Cap.8 La batalla contra los polvorientos ejércitos, el cuerpo muerto y la aventura de los batanes.
Cuando Sancho se reunió con su amo este le explicó que no le salvó del manteo porque quienes le manteaban eran fantasmas.
Vieron dos grandes polvaredas y pensando que eran dos ejércitos don Quijote fue contra ellos. Realmente eran dos rebaños de ovejas y los pastores al ver a don Qujote le derribaron y le dejaron inconsciente.
De noche vieron a unos encamisados que llevaban un cuerpo. Cuando Quijote les paró para preguntarles adónde iban estos no contestaron y don Quijote les atacó. De la que se iban Sancho les dijo que si contaban esta historia que dijesen que el caballero de la Triste Figura fue quien les venció.
Buscando más aventuras llegaron a un descampado donde escucharon ruido de batalla. Sancho que tenía miedo ató a Rocinante para que no pudiera trotar y convenció a don Quijote para que saliera al amanecer. Cuando llegaron donde pensaban que había una batalla vieron que eran seis mazos de un batán.
Cap.9 La rica ganancia del yelmo de Mambrino y la libertad que don Quijote dio a muchos desdichados.
Más tarde encontraron a un barbero que llevaba una bacía en la cabeza. Don Quijote pensó que la bacía era el yelmo de Mambrino. Cuando el barbero vio acercarse al galope con la lanza en ristre a don Quijote salió huyendo y se le cayó la bacía, don Quijote la recogió y Sancho robó algunas de las cosas que llevaba en la mula.
Por el camino encontraron a unos galeotes que iban vigilados por varios guardias. Don Quijote se acercó a preguntarles porque habían sido condenados. Le convencieron de que eran inocentes y don Quijote derribó a los guardias y les rompió las cadenas. Cuando estos quedaron libres robaron y apalearon a don Quijote y Sancho.
Cap.10 De la rara aventura que le sucedió al famoso don Quijote en Sierra Morena.
Llegaron a Sierra Morena. Vieron a un hombre que parecía loco. Después toparon con un pastor que les explicó la historia de un tal Cardenio que se había vuelto loco y que había empezado a robar al resto de pastores. En ese momento apareció el loco y con tono de persona cuerda les explicó que estaba allí porque su amada Luscinda le rompió el corazón. Cuando estaba contando la historia don Quijote le interrumpió y este se volvió loco y apaleó a los tres.
Al ver la historia de Cardenio don Quijote decidió quedarse también en la montaña para volverse loco por Dulcinea, escribió una carta de amor para que Sancho se la llevase a Dulcinea y realizó algunos actos de locura ante Sancho.
Cap.11 Los desdichados amores de Cardenio y Dorotea y el encuentro con la princesa Micomicona.
De camino a Toboso Sancho llegó a la venta donde le mantearon. Allí se encontró con el barbero y el cura que habían estado en la casa de don Quijote y les explicó a donde iba y porqué. Se dio cuenta de que se había olvidado la carta y decidió volver a por ella con el cura y el barbero.
Cuando llegaron al monte encontraron a Cardenio y el cura consiguió que Cardenio recuperara el juicio. Este les siguió contando la historia por donde lo había dejado con don Quijote, les dijo que Fernando II le había robado a Luscinda.
Más tarde se encontraron con Dorotea, una bella mujer que iba disfrazada de cabrero. Les explicó que estaba disfrazada porque en su pueblo un hombre le había engañado solo para acostarse con ella y que por vergüenza escapó del pueblo.
El cura y el barbero tras escuchar su historia la convencieron para que se hiciese pasar por la princesa Micomicona gobernadora de Micomicón, para engatusar a don Quijote y llevarlo a un lugar donde curarlo.
Cuando encontraron a don Quijote el engaño funcionó. Poco después apareció Andrés el de los azotes y se quejó de que por su  culpa había recibido el doble.
Cap.12 Que trata de la descomunal batalla de don Quijote con unos cueros de vino y otros raros sucesos.
Llegaron a la posada donde mantearon a Sancho. Mientras se preparaban para pasar la noche allí, don Quijote, en su habitación, confundió unos sacos de vino con la cabeza de un gigante y desparramó todo el vino por la habitación.
En la cena aparecieron Fernando II con Luscinda y dio la casualidad de que Fernando II era quien había engañado a Dorotea. Luscinda se separó de Fernando y volvió con Cardenio y Fernando se reconcilió con Dorotea.
Apareció más tarde Ruy Pérez de Viedma que venía acompañado de una chica mora llamada Zoraida. Ruy les contó la historia de cómo fue apresado durante una batalla y de cómo gracias a Zoraida consiguió escapar. Mientras contaba la historia apareció un juez, que dio la casualidad de que era uno de los hermanos de Ruy, ambos se alegraron mucho de volver a verse.
Cap.13 Que trata de la heroica defensa del baciyelmo con otras feroces y ruidosas batallas acaecidas en la venta.
Cuando todos se fueron a la cama don Quijote quedó haciendo guardia. Por la noche Maritornes cogió la mano de don Quijote y la ató con una cuerda a la puerta para que quedase colgando encima de Rocinante.
Por la mañana llegaron unos señores que venían a llevarse a Luis el vecino de la hija del juez. Estos fueron aparte y quedaron hablando.
Entretanto Maritornes pidió ayuda a don Quijote porque estaban a paleando a su esposo, pero don Quijote puso una excusa y se libró.
Apareció más tarde el barbero del yelmo. Se armó una tremenda y acabaron casi todos los presentes y otra cuadrilla de Santa Hermandad peleándose. Cuando terminó la pelea don Quijote propuso a la reina Micomicona seguir con su camino pero Sancho le contó el engaño y don Quijote se enojó. Por la noche el barbero y el cura decidieron atarle y enjaularle para llevarlo a casa sin que se escapara.
Cap.14 Donde se cuenta la última batalla en el camino y el regreso a casa del heroico caballero.
De regreso a casa Sancho trato de convencer a don Quijote de que no estaba encantado para que saliese de la jaula , ya que Sancho quería que don Quijote le consiguiese la ínsula que le había prometido al comienzo del viaje. No lo consiguió.
Se encontraron con un cabrero, Eugenio, quien les contó la historia de Leandra, una mujer muy bella y honrada que fue a enamorarse de un caballero que la humilló y que acabó en un convento.
Más tarde dieron con unos disciplinantes en procesión. La Virgen que llevaban don Quijote la confundió con una dama secuestrada y salió en su rescate, pero los disciplinantes le golpearon fatalmente en la cabeza.
Acabaron llegando al pueblo. Encamaron a don Quijote y Sancho se reunió con su amada.

Opinión personal.

Me ha gustado mucho. Sobre todo me enganchaba en las partes de pelea y un poco de comedia, aunque había partes un poco aburridas y lentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.