miércoles, 2 de abril de 2014

Sergio Antón Fuente Nº 5 3º B ESO 2º Evaluación

Título original: J.G. BALLARD cuentos completos.
Autor: J.G. BALLARD
Personajes:
Harry Bartley: Hombre de a pie felizmente casado. Aficionado a los crucigramas y al whisky.

Resumen:
Escape.
Harry Estaba en su casa tranquilamente viendo la tele con su mujer. Estaba realizando un crucigrama. Estaba atascado en la 17 vertical que preguntaba qué era lo que señalaban los relojes antiguos. De repente se dio cuenta de que la escena de una obra que estaba viendo su mujer ya la habían echado antes. Pensó que se debería a algún técnico que se había dormido. Espero a que dijesen por la tele que se habían equivocado pero no pasaba nada.
Volvieron a repetir esa escena otra vez. Le preguntó a su  mujer si no se daba cuenta de que ya  habían emitido esa escena pero ella decía que no. Volvieron a repetirla y Harry ya se empezó a cabrear. Cambió de canal y en uno de ellos echaban un concurso en el que una señora ganaba un coche deportivo y en  otro canal salía un profesor explicando a su clase cómo raspar una vasija muy antigua sin dañarla. De repente se sorprendió así mismo mirando el periódico y la tele en el canal de la obra en vez de en el de la clase. Harry se estaba desesperando ya y le pidió a su mujer que le trajera un whisky mientras él encendía un cigarrillo. Otra vez estaban en el sofá. Le preguntó a su mujer donde había puesto el whisky, pero ella no sabía de qué le hablaba.
Harto de su mujer y de la tele salió a la calle y picó en el portal de su vecino, para ver si él también tenía esos cambios raros en la programación de la tele. Pero su vecino tampoco sabía de qué hablaba. Volvió a aparecer en el sofá, vio la hora, las 9:03, salió de casa y llamó a un amigo suyo del trabajo. Cuando terminaron de hablar volvió a casa. Eran las 9:15 y de repente volvía a estar con el periódico en las manos y eran las 9:02. Volvió a zapear por la tele. Acabó encontrando un programa de ciencia en el que salía un señor, hablando sobre unas nubes de gases, que podrían llegar a producir efectos ópticos muy raros e incluso deteriorar el tiempo. Comprendió que era eso lo que pasaba.  Para ver si conseguía encontrar a alguien que también estuviese en su situación decidió llamar a su amigo del trabajo y pedirle que viniese pero se dio cuenta de que el salto era de unos 15 minutos, pero que el viaje desde su casa hasta donde estaba su amigo era de más de media hora.
Llamó al programa del concurso. Preguntó si alguien podía saber la pregunta del bote. Naturalmente solo el productor y una persona más la sabían. Para ver si estaba en lo cierto y no loco. Les dijo cual creía que era la pregunta y, cómo no, acertó. Otro salto. Se dio cuenta de que lo único que podía hacer era esperar así que cada vez que había un salto hacía algo diferente.
Poco a poco se dio cuenta de que los saltos eran más pequeños y se retrasaban, así, en vez de aparecer siempre en el sofá iba apareciendo en distintas situaciones, cuando por fin dejaron de producirse los saltos. Entonces se puso a ver la tele, eran las 9:45, echaban un programa de un circo y, salían unos acróbatas haciendo acrobacias. Pensaba que todo había vuelto a la normalidad pero la mujer empezó a preguntar (como había hecho él en su momento) si no habían realizado determinado paso antes. Harry se dio cuenta de que ahora era su mujer quien sufría el salto.

Opinión personal:
El libro me ha gustado, a pesar de que la idea de vivir el mismo momento una y otra vez ya la había visto en otras obras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.