miércoles, 28 de mayo de 2014

Alejandro Martínez

El sí de las niñas

Don diego es un hombre lleno de riquezas, amable y considerado. Doña Irene, madre de Paquita, la va a casar con don Diego, pero esta no le da la bendición a esta unión. Paquita tiene dieciséis años, fue educada en un convento y ella le corresponde a otra persona, pero por respeto a su madre, accede, aunque no de buena gana a realizar la boda. Es entonces cuando don Carlos, acude rápido a la posada donde esta encuentra, ya que, él es a quien ama. Cuando este llega y le ve don Diego, rápidamente le convence a marchar. Don Carlos sobrino de don Diego, le guarda mucho respeto y accede, pero no sin antes haber dejado a Paquita una carta, de quien está enamorado. Por descuido la carta llega a manos de don Diego, quien al leerla se pone al corriente de todo lo ocurrido, y raudo manda a su criado Simón a buscar a don Carlos.
Una vez ha vuelto don Carlos, don Diego le manda sentarse y explicarle la carta. Don Diego entonces le cuenta, que anteriormente ya había conocido a Paquita pero bajo el nombre de Félix, y estos se habían enamorado y cuando se hallaban lejos mantenían el contacto a través de cartas.

Don Diego, lo comprende todo, y como tío y buen amigo de don Carlos, renuncia a su boda para  poder casar a don Carlos y Paquita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.