lunes, 19 de mayo de 2014

Sara Canteli Bárcena nº4 3ºA "Las Leyendas de Bécquer"


§  Reseña de la época y del autor

Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla el 17 de febrero de 1836. Su padre era un pintor costumbrista andaluz pero su temprano fallecimiento, cuando Bécquer tenía apenas cinco años, dejó a su familia en una precaria situación económica. Al año siguiente, por desgracia falleció su madre dejando a Bécquer huérfano y a cargo de sus tías. En la biblioteca empezó a interesarse por obras literarias como la poesía de Espronceda, las novelas de Chateaubriand y los cuentos de Hoffmann. Por aquellas fechas escribió sus primeros poemas y aunque menos, también se interesaba por el arte. A los dieciocho años, Bécquer se trasladó a Madrid para hacer realidad sus sueños literarios y se ganaba la vida traduciendo libros, redactando artículos o escribiendo libretos de óperas y zarzuelas. 
En 1860 Bécquer fue admitido como redactor en el periódico El Contemporáneo donde publicó por primera  vez la mayoría de las Leyendas. Su delicada salud hizo que conociera a finales de este año a Casta Esteban, hija del médico que le atendía con la que se casó y tuvo tres hijos. 
Pero al separarse en 1869 se fue a Toledo donde su salud empeoró con suma rapidez y tras la muerte de su hermano en septiembre de 1870, Bécquer falleció el 22 de diciembre de ese mismo año a los treinta y cuatro años. La obra a la que debe su fama universal, las Rimas fue publicada por sus amigos tras su muerte.
El movimiento artístico al que pertenece es el Romanticismo.
Frente al racionalismo ilustrado y positivista que imperaba en la Europa del siglo XVIII, el Romanticismo surgió como un movimiento de exaltación del hombre, la naturaleza y la belleza que dominó todas las áreas del pensamiento a lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII y primera del siglo XIX.
El Romanticismo fue una reacción frente a la tradición establecida. Lo subjetivo y lo imaginativo empezaron a abrirse paso en un movimiento que planteó un giro total hacia lo humano, la naturaleza y la belleza inalcanzable, ideal y sublime. Los artistas románticos buscaron una huida de la realidad dando rienda suelta a la fantasía, la emoción y el encuentro con la naturaleza. En política se desarrollaron los nacionalismos que buscaban los rasgos peculiares de los pueblos y rechazaban la uniformidad del dominio imperial tal como había sido concebido por Napoleón.
Además de Gustavo Adolfo Bécquer, otros autores que destacaron en el romanticismo español fueron: Mariano José de Larra, José Espronceda y José Zorrilla.


§       Tema
 El tema principal en todas las leyendas es la búsqueda del amor, así en El monte de las Ánimas, una joven sin escrúpulos lleva a su enamorado a realizar algo peligroso ofreciéndole su amor a cambio. En los Los ojos verdes, un joven noble sucumbe ante la belleza de la mujer que aparece en el lago. En todos los casos el enamorado es castigado con la locura, la muerte o el desengaño.
 Otro tema es la existencia de un mundo sobrenatural que hace posible que unos monjes resuciten en El Miserere, o que una joven de belleza imposible habite en el fondo de un lago en Los ojos verdes.
Y para terminar, el espíritu del artista queda reflejado en El Miserere.


§  Argumento
          
§  EL MONTE DE LAS ÁNIMAS 

Alonso le cuenta a su prima Beatriz, de la que estaba enamorado, la leyenda de El Monte de las Ánimas mientras salían de éste tras un día de caza:
Tras un enfrentamiento que hubo entre los templarios y los nobles de la ciudad de Soria este monte había quedado sembrado de cadáveres y desde entonces cuando llegaba la noche de difuntos las campanas de la capilla sonaban solas. Al llegar al palacio, Beatriz se tiene que despedir de Alonso para volver a su tierra y antes de ello se intercambian unos regalos, Alonso le da una pequeña joya y Beatriz le quiere dar su banda azul pero se da cuenta de que la ha perdido en el monte y Alonso a pesar de su miedo a volver a ese lugar de noche y ante el sarcasmo de su prima que no le cree lo suficientemente valiente, se dirige hacia el monte de las Ánimas. Tras pasar toda la noche sin que Alonso vuelva, por la mañana Beatriz oye ruidos sin ver a nadie y cuando por fin se atreve a levantarse ve la banda azul llena de sangre y se entera de que Alonso ha muerto devorado por los lobos.  

§  LOS OJOS VERDES

Estando de cacería, don Fernando de Argensola  acompañado de Íñigo, ve a un ciervo herido dirigiéndose hacia la fuente de los álamos. Íñigo no quiere seguir ya que, según las leyendas, en sus aguas habitaba un espíritu del mal. Fernando se lo reprocha y continúa tras el ciervo ante las advertencias de Íñigo. Vuelve pálido y asustado y cuenta lo que ha visto. Sobre una roca de la fuente, advierte a  una mujer hermosa de ojos verdes y que le cautiva de tal forma que no puede dejar de pensar en ella.
 Irá allí día tras día y hablará  con ella sin obtener respuestas, hasta que Fernando le pregunta si le ama a lo que ella responde expresándole todo su amor hacia él al tiempo que le va llevando hasta el borde del lago. Ante las palabras de la joven, Fernando quiere besarla pero cae, desapareciendo en el agua del lago.

§  EL MISERERE

En una abadía está el narrador revolviendo en algunos libros cuando encuentra un miserere viejo y lleno de polvo. Aunque él no entiende de música se pone a observarlo y ve que no está acabado por lo que le pregunta a un anciano y éste le cuenta la historia.

Una noche lluviosa hace ya mucho tiempo, llegó un peregrino a esta abadía pidiendo algo de comer y sitio para quedarse ya que iba por el mundo buscando Misereres para inspirarse, pues aún no había encontrado el adecuado. Los monjes le dejaron hospedarse allí y le contaron la historia del Miserere de la Montaña que nunca  había oído y que habla de un monasterio situado entre las montañas, construido por un padre que desheredó a su hijo por su maldad, y éste para vengarse quemó el día de Jueves Santo el monasterio con los monjes dentro. Y tras esa atrocidad, todos los Jueves Santos se ven luces y se oyen los cánticos del Miserere.
Al oír esta historia y ya que era Jueves Santo, el peregrino se apresuró para llegar a tiempo  al monasterio ante las risas y la incredulidad de los monjes de la abadía. Cuando llegó no veía nada distinto de lo normal, pero tras el sonar de las campanas, a pesar de que no había campana ni campanario, se empezaron a encender luces en las ruinas del monasterio y el peregrino pudo escuchar el miserere cantado por esqueletos con túnica. Tras esto el peregrino intentó escribirlo pero fue imposible terminarlo ya que nunca sonaba igual que lo que había escuchado.


§  Personajes principales y secundarios:

Una característica común de todos los personajes protagonistas es que todos los hombres son valientes y buscan el amor en una mujer perfecta y todas las mujeres son hermosas pero perversas, incluso las que no son reales.

§  El monte de las ánimas

Beatriz: es una chica hermosa y joven, hija de los condes de Borges, que había ido desde Castilla por su enfermedad. Es una chica caprichosa que pone a Alonso en peligro.

Alonso: Es un joven ingenuo y valiente.

§  Los ojos verdes

Fernando de Argensola: Es el primogénito de Almenar, título inventado por Bécquer. Como todos los nobles de la época, se dedicaba a la caza. Es un joven noble, soñador y arrogante que pierde la cabeza y su vida por amor.

Íñigo: Es el montero mayor de los marqueses de Almenar que cree en los mitos y siempre aconseja a Fernando. En cambio él es precavido e intenta que Fernando también lo sea.
§  El miserere

Peregrino: Es un músico que viene de lejos y en su juventud comete un crimen que quiere enmendar creando un miserere, que es un salmo para pedir el perdón.

§  Estructura

 Las leyendas son narraciones en prosa, no muy extensas que se publicaron entre 1858 y 1864. Transmitían las creencias de la cultura popular de generación en generación.
En cuanto a la estructura externa, la mayoría de las leyendas están divididas en un prólogo que sirve de introducción a la leyenda, un número de capítulos diferente en cada leyenda y un pequeño capítulo final que sirve de epílogo. Internamente podemos decir lo siguiente:
·         El monte de las Ánimas:

En el prólogo Bécquer recuerda la historia que escribe en esta leyenda y que va a publicar en el periódico.
La estructura interna se divide en tres partes: el planeamiento en el primer capítulo en el que Alonso cuenta la historia del monte de las Ánimas a Beatriz. El nudo en el capítulo dos en el que se encuentran en el castillo y se intercambian los regalos expresando su amor. Finalmente, el desenlace ocurre en el tercer capítulo con la muerte de Alonso.

·         Los ojos verdes:

En el prólogo explica que escribe esta leyenda a partir del título y se divide en tres partes: el planteamiento en el que describe lo que sucede en la cacería; el nudo, en el que el protagonista encuentra a una chica y el desenlace en el que el protagonista muere.
·         El miserere:

En el prólogo, Bécquer da pie a la leyenda contándonos cómo encontró un miserere.
La estructura interna se divide en tres partes: la primera en la que llega el peregrino a la abadía, la segunda en la que éste  va al convento en ruinas tras escuchar la historia de El miserere de la Montaña y el desenlace en la que se cuenta cómo el peregrino lo intenta pero no consigue escribir el final del miserere.

  • Tiempo y espacio
Las leyendas de Bécquer se publicaron entre 1858 y 1864 pero Bécquer situó muchas de sus leyendas en la época medieval, ya que en el siglo XIX solía considerarse la Edad Media como un tiempo de oscuridad muy relacionado con la superstición y las fantasías.

El monte de las Ánimas se sitúa en la noche de difuntos, celebrada el 2 de noviembre. En esta fecha el narrador escribe una historia que ocurrió el mismo día pero en otra época.

Los ojos verdes,  en esta leyenda, Bécquer no especifica ningún dato para situarla en un tiempo determinado.

El miserere ocurre en una noche lluviosa de Jueves Santo.
En la mayoría de las leyendas, Bécquer escribe debajo del título de la leyenda, el lugar donde transcurre (leyenda soriana, leyenda toledana, leyenda sevillana…) Ambienta sus leyendas en los lugares en los que ha vivido como Sevilla y Toledo o en los que ha pasado algún tiempo por motivo de su enfermedad como Navarra o la zona del Moncayo donde vivía la familia de su esposa. Pero no todo coincide exactamente con   lugares reales, ya que algunos no existieron.

El monte de las Ánimas transcurre en este mismo lugar que se encuentra a las afueras de la ciudad de Soria y a orillas del río Duero. También hace alusión al puente que une la ciudad con el bosque y a un convento en ruinas que perteneció a los templarios, situado en este mismo monte.

Los ojos verdes transcurre en el Moncayo aunque no figura en el subtitulo que pone Bécquer. Al igual que en la anterior leyenda, la descripción de la naturaleza es el elemento más destacado como la descripción del agua del lago donde se encontraba la fuente de los Álamos, que hace que parezcan más profundas.

El Miserere ocurre en la abadía de Fitero que es una localidad de la provincia de Navarra. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.