sábado, 31 de mayo de 2014

El sí de las niñas. Por J.Antonio Pérez Miguel Nº25 3ºA



Don Diego, es un hombre mayor y rico, que concertó su boda con doña Francisca por medio de la madre de esta, llamada doña Irene. El gran miedo que tenía Don Diego, era que a Doña Paquita la diferencia de edad, ya que el tenía 59 años y ella solo 16 recién cumplidos.
Paquita en realidad estaba enamorada del sobrino de este, don Carlos, que es un joven militar, al que ella le conocía como Don Félix. Cuando ella sale del convento donde ha sido educada avisa a don Carlos de que la van a casar. Don Carlos acude a la posada para encontrarse con Paquita, pero allí se encuentra con su tío que le obliga a irse de vuelta a Zaragoza al día siguiente de llegar, pero este le desobedece y se queda allí, por la noche se intenta comunicar con Paquita, pero Don Diego y su criado Simón les estaban espiado, Don Carlos le tira una carta para que la lea, pero no la llegan a coger y cae al suelo, al no encontrarla ni Rita, la criada de Paquita, ni la propia Paquita se van, pero Simón la encuentra y se la da a Don Diego, esto es lo que le hace recapacitar, y lo que le obliga a tener una gran decisión.
Al final de la historia Don Diego se da cuenta de que Paquita no iba a ser feliz con él, así que le deja irse y casarse con su sobrino Don Carlos.

viernes, 30 de mayo de 2014

MI HERMANA VIVE SOBRE LA REPISA DE LA CHIMENEA. Lola Roves n27 3B


TÍTULO: Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

AUTORA:  Annabel Pitcher

PERSONAJES: James Mathews, Sunya, Jass, Padre, Rosse

RESUMEN:
Jamie se muda de casa tras el divorcio de sus padres. Llega a su nuevo colegio y se encuentra con Sunya, una chica musulmana. Su padre odia a los musulmanes ya que les culpa de la muerte de su hija Rose pero Jamie, a pesar de los ideas de su padre, no siente desprecio por Sunya y se convierte en su mejor amigo.
En colegio un grupo de niños les hace la vida imposible a él y a Sunya.
En casa la vida es siempre igual; Él llega del colegio, se encuentra a su padre borracho. Jamie escribe constantemente a su madre, pero ésta no le contesta. En su cumpleaños Jamie la invita a cenar con la esperanza de volver a estar todos juntos. La madre no viene pero a cambio le llega un regalo; se trata de una camiseta de Spiderman, que no se quita nunca con la esperanza de que su madre aparezca cualquier día y se la vea puesta. 
Jaime decide hacer una actuación en el colegio con su hermana pero no le sale bien. Al acabar y mirar al público se dan cuenta de que estaban ahí sus padres. Su madre no se quedará por mucho tiempo.
.

EL SI DE LAS NIÑAS. Lola Roves 27 3B


TITULO: El Si de las Niñas.

AUTOR: Leonardo Fernández de Moratín.

PERSONAJES:

-Don Diego: un rico burgués 
-Doña Irene: madre de doña Francisca
-Doña Francisca: joven de 16 años obligada a casarse
-Simón: Criado de Don Diego
-Calamocha: criado de Don Carlos
-Rita: criada de Doña Francisca.

RESUMEN:

Doña Francisca es una joven de 16 años, es obligada a casarse con un burgués de 59  por su madre Doña Inés. Doña Francisca no quiere hacerlo ya que está enamorada de un joven militar, Don Carlos. Esta no le dice nada a su madre ya que sería de mal gusto no obedecerla. Cuando la historia transcurre, Don Carlos se da cuenta de que su propio enemigo es su tío, y por esa razón se tiene que ver obligado a renunciar a su amor no correspondido. Don Diego al enterarse de que su sobrino es el amante de Doña Francisca, se da cuenta de que de verdad los dos se aman y que a el no le corresponde Doña Francisca. Doña Irene se enfada mucho al enterarse de que su hija no va a casarse con el burgués, pero Don Diego muy convencido de lo que hace, le explica el amor mutuo que sienten. Por ello toma la decisión de renunciar a su propio compromiso y dejarles id a los dos.

El Centauro de Clarín. Por J.Antonio Pérez Miguel Nº25 3ºA

Violeta Pagés es una chica joven hermosa e inteligente al que muchos hombres les gustaría tener, pero para Violeta solo hay alguien al que puede amar de verdad, este es un Centauro. Este raro amor que tiene Violeta esta debido a que su padre tenía una cuadra con muchos caballos, desde pequeña estos caballos tan musculosos y robustos le llamaron la atención, a ella siempre le gustó pasear entre ellos, entre sus casco. Al tiempo que se hacía mayos su afición no disminuía, no había hombre que se le acercase a esos caballos, hasta que en Violeta los hombres le empezaron a llamar la atención gracias a los jinetes de su padre, gracias a todo esto Violeta decidió que su pareja perfecta debería de ser un Centauro.
Violeta se mofaba de algunos hombres que iban con su traje muy elegantes, y se preguntaba que si alguien se la quisiera llevar, ellos cómo la llevarían, y se respondía en tren, en brazos, en cambio mi Centauro a la vez que me agarraría con sus brazos de hombre galoparía lejos conmigo.
Tras unos años Violeta tenía por pareja al Conde de la Pita. Al preguntarle a Violeta si ella era feliz ella respondía que su marido le quería, ella también le quería a él, pero como su Centauro no había nadie y decía que hay cosas que son mejor soñarlas.

jueves, 29 de mayo de 2014

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS - Las dos torres - David González Nº12 3ºA

Frodo y Sam continúan su camino a Mordor, con el fin de destruir el Anillo.
Aragorn, Gimli y Légolas, lejos de la ubicación de los hobbits, van detrás de los uruk-hai (una raza de orcos), para intentar salvar a sus capturados amigos los hobbit Merry y Pippin.
Una noche mientras los portadores del anillo dormían, una criatura llamada Gollum (en antaño Sméagol) intenta robarles su tesoro, pero los avispados hobbits no se dejan caer ante la criatura.
Frodo y Gollum llegan a un acuerdo, en el cual la criatura les guiaría hacia el monte del Destino si los habitantes de la comarca se portaban bien con él.

Pero Sauron y Saruman eran cada vez más poderosos: más tropas, más dominios, más destrucción.
Poco a poco, Isengard, tierra de Saruman, se llenaba de orcos. Decenas, miles, millares..

Rohan, pueblo de los hombres, cae ante Saruman, sin oponer demasiada resistencia. Pero el siguiente objetivo del mago es Gondor, la mayor tierra que los hombres poseían.
Cada varón capaz de empuñar espada, junto con Gimli, Aragorn, Légolas y un grupo de elfos que se habían unido, iba a defender Gondor contra la fuerza oscura.

La batalla comienza, pero los hombres eran inferiores en cuanto a número, poder, y valor.
La guerra estaba casi perdida, pero a la primera luz del quinto día, al alba y en el este, apareció Gandalf junto con una tropa de hombres, y cegando a los orcos con el sol que se hallaba detrás del mago, éstos cayeron ante Gondor.



Un grupo de Ents (árboles que cobran vida), a lomo de los cuales estaban Merry y Pippin, fueron a Isengard, en contra de Saruman y todo su mal. Los árboles arrasaron con todo el dominio de Saruman, destruyendo la torre y minas del mismo.

Hobbits, Elfos, Hombres, Ents y Enanos habían frenado temporalmente los ataques de Sauron, pero la guerra solo acababa de empezar.


Frodo y Sam continuaban camino a Mordor, pero habían perdido casi toda esperanza de llegar.


EL SÍ DE LAS NIÑAS - David González Nº12 3ºA

Don Diego, un hombre de buen bolsillo, de acuerdo con Doña Irene, (madre de Doña Francisca) ha concertado su matrimonio con Doña Francisca, sin consultar para nada la voluntad de la niña, a quien la madre arranca el “sí” de un modo obligado sabiendo que la niña siempre la obedece por encima de todo. Pero Doña Irene está enamorada del sobrino de Don Diego, al que conoce por Don Félix, llamado realmente Don Carlos, sin saber esto Doña Francisca. 

Doña Francisca se encuentra nerviosa y presionada por su madre, en una conversación en la que aparece Don Diego preguntando por el amor de la pareja queriendo saber si el amor era verdadero y si la relación llevaba buen camino, pero Doña Irene no le deja contestar y prácticamente le obliga a responder que todo va bien, sin tener en cuenta los sentimientos de su hija. Más tarde Don Carlos le declara su más sincero amor y se dirigen rápidamente a cenar. 

En la cena, Simón (criado de Don Diego) se encuentra a Don Carlos y a Calamocha (criado de éste) preguntándoles que qué hacían en el mismo hostal. 


Después tras hablar el tío y el sobrino, Carlos se ve obligado a marchar a Zaragoza o a pasar la noche fuera de la ciudad. Todo esto origina el enfado de Doña Francisca quien acude al cuarto de Don Carlos y ve que no está. 


Doña Francisca se muestra resuelta al no ceder ni a ruegos ni a amenazas cuando llegue el momento de pronunciar el “sí”definitivo; pero los dos enamorados se encuentran perdidos al enterarse Don Carlos de que su rival es Don Diego, su tío y bienhechor. La amorosa pareja renuncia a su felicidad, resignándose a su triste suerte; pero Don Diego, enterado del sacrificio que se habían impuesto, desiste de sus propósitos y convence a Doña Irene de que debe casar a su hija con Don Carlos, no sin que la testaruda señora proteste de que la muchacha sea capaz de querer a otro hombre que no sea designado por ella. 

La leyenda de ciertas ropas antiguas- Adrián Chaves Lozano Nº5 3ºA

                            La leyenda de ciertas ropas antiguas
                                            Henry James

En el siglo XVIII en Nueva Inglaterra, la señora Willoughby se quedó viuda tras seis años de matrimonio. Su situación económica no quedó precisamente boyante pero se las arregló para sacar adelante a sus tres hijos: Bernard, el preferido de la señora Willoughby y sus otras dos hijas, Viola la mayor y la menor Perdita. El difunto señor Willoughby era un entusiasta de la obra de Shakespeare, de ahí que pusiese a sus hijas nombres de personajes de esas obras.

Con harto dolor de su corazón la señora Willoughby decidió cumplir los deseos de su difunto esposo en relación a su hijo Bernard, de forma que lo envió con 16 años, a estudiar a Oxford, donde el chico hizo una carrera bastante brillante. Tras los años de estudio en la universidad, Bernard se fue de viaje a Francia, y al cabo de un tiempo pensó que ya era hora de regresar a Nueva Inglaterra, cuando llego a casa de su madre se dio cuenta de que Nueva Inglaterra no era tan provinciana como el imaginaba después de sus viajes por el extranjero y encontró que sus hermanas, que en su ausencia se habían convertido en unas jovencitas estaban perfectamente a la altura de las damas que vivían en las grandes ciudades del extranjero.
Bernard no había regresado solo, le acompañaba el mejor amigo que había hecho en esos años, el señor Arthur Yoid, quien era un joven atractivo, educado, culto y con una muy buena situación financiera. Pensaba quedarse un tiempo con Bernard en la casa de su familia.
La señora Willoughby decidió que Arthur se casaría con alguna de sus hijas, convencimiento que también tenían sus hijas, y que al cabo de un tiempo tuvo también Arthur.
El problema estaba ahora en saber cuál de las dos hermanas iba a ser la elegida.
Cuando Arthur eligió a la menor, Perdita; la hermana mayor, Viola, lloró amargamente, pero hizo todo el esfuerzo posible por parecer resignada y ayudar en la confección del ajuar de novia de su hermana.
Aun así Perdita sabía que su hermana estaba profundamente celosa de ella. Esos celos los vio confirmados el día en que, después de su boda, habiendo salido de su habitación después de cambiarse y dejar allí su traje de novia, al regresar para recoger algo, encontró que Viola se había puesto su velo de novia y un collar que le había regalado su marido y se contemplaba en el espejo de su habitación con una especie de mirada de triunfo.
Esta escena hizo que Perdita saliese de la habitación disgustada y se rompiese la relación de las hermanas.
Al cabo de un año, Perdita y Arthur se habían mudado a una lujosa mansión y estaban esperando un hijo. Cerca del momento en que debía nacer el bebé Arthur fue por negocios a Nueva Inglaterra, y aprovechó a visitar a su amigo Bernard, quien se había casado recientemente y vivía con su mujer en casa de la señora Willoughby. Ese día fue a montar a caballo toda la tarde con Viola y cuando regresaron encontraron un mensaje que decía que Perdita estaba a punto de dar a luz. Arthur se fue inmediatamente y cuando llegó a su casa ya había nacido su hija. Perdita se enfadó mucho con él al enterarse de que había llegado tarde porque había estado paseando con Viola.
Unos días después Perdita se puso muy enferma, y antes de morir, creyendo que su hermana iba a querer apoderarse de todas sus joyas y vestidos que le había regalado su marido, le hizo prometer a Arthur que cuando ella muriese los guardase todos en un baúl y que no se abriese hasta que su hija fuese mayor.
Unos dos años después de la muerte de Perdita, Arthur decidió ir a buscar a su hija, que se había quedado al cuidado de la señora Willoughby. Con el paso de los días decidió pedir matrimonio a viola y ambos se casaron. Al cabo de un tiempo la situación económica de Arthur empeoró al quebrar todas sus empresas, por lo que Viola se vio en la necesidad de vivir  en la pobreza.
Un día le preguntó a Arthur que qué había pasado con las joyas y los vestidos de su hermana, pero Arthur no quería oír hablar del tema, hasta que las lágrimas y el enfado de Viola le obligaron a contarle la promesa que le había hecho a Perdita y a entregarle la llave del baúl.

Unos días después nadie encontraba a Viola por la casa ni fuera de la casa, y Arhur asustado decidió buscarla en el ático: allí vio el baúl de Perdita abierto y a Viola con expresión de terror en los ojos abiertos y muertos, con dos marcas moradas a los lados del cuello como si algún fantasma la hubiese extrangulado.


                  
                                                                   FIN

FUENTEOVEJUNA




El Comendador llega al palacio del marqués de Calatrava y le dice que le deja a sus soldados para la conquista de Ciudad Real.

El pueblo de Fuente Ovejuna hace una fiesta en nombre del Comendador, en la cual este ya quiere aprovecharse de Laurencia.

Mientras están en la fiesta los reyes son informados de que Ciudad Real había sido tomada.

Frondoso y Laurencia se declaran, cuando el Comendador interviene e intenta abusar otra vez de ella. Por suerte está allí Frondoso que salva a Laurencia y está a punto de matar al Comendador.

Después de ver esto, el Comendador no puede aguantar la rabia y se dirige a Esteban, el padre de Laurencia, para que este la castigue por no haber querido aceptarlo. Tanto Esteban, como los aldeanos que estaban allí en ese momento, ven que el Comendador no tiene motivo para mandarle esto y se niegan, con lo cual el Comendador empieza a insultarles.

Los de Fuente Ovejuna, empiezan a darse cuenta de que el Comendador está traicionando su condición de caballero cruzado, y que quiere aprovecharse de todos, y en especial de las mujeres.

Mengo intenta proteger a Jacinta del Comendador, Pero lo atan a un roble, y mientras que se llevan a Jacinta, lo azotan.

Cuan Frondoso y Laurencia intentan casarse, por fin, sin el molesto Comendador, este aparece interrumpiendo la boda. Amenaza a Frondoso llevándoselo a la cárcel, y raptando a Laurencia.

Los ciudadanos de Fuente Ovejuna, tras los últimos sucesos, aumentan su rabia y el deseo de venganza.


Se reúnen en la sala del Concejo de Fuente Ovejuna, para tramar un plan para salvar a Laurencia y a Frondoso, pero no terminan de ponerse de acuerdo, cuando aparece Laurencia, la cual incita a los demás a ponerse de acuerdo para ir a matar al Comendador y a sus ayudantes.

Estos llegan justo a tiempo, a casa del Comendador, cuando estaba intentando matar a Frondoso.

Una vez muerto el Comendador, Flores logra escapar, y se dirige al rey para poder contarle lo ocurrido. Pero no le cuenta la verdad de lo ocurrido.

El rey manda a un juez para que investigue quien o quienes fueron los culpables de la muerte del Comendador. Pero a pesar de que el juez tortura a varios de los ciudadanos de Fuente Ovejuna, no logra averiguar quien lo mató.

El Maestre se presenta delante del rey y se excusa, con la cual cosa el rey lo perdona.

Algunos de los ciudadanos de Fuente Ovejuna también se presentan delante del rey para prestar declaración. Pero el rey no encuentra que ellos fueran los culpables del delito y los perdona.


El diario de Greg - Lidia Alvarez Lagar


 El libro trata sobre un chico llamado Greg al que su madre le regala un diario para escribir lo que le pasa cada día. Greg empieza a ir al instituto, en el que no está cómodo, porque se cruza siempre con chicos de mas altos y mas fuertes. Greg solo tenia un amigo, Rowley, que era un poco tonto, por así decirlo y la verdad es que no le caía muy bien, pero no tenia otro. En su instituto hay una maldición de un queso, que dice que el que lo toque tendrá la maldición del queso. Greg y su amigo en halloween vacilaron a unos chicos mayores de su instituto y al cabo de un tiempo estos se enteraron de que habían sido ellos, para vengarse hicieron que Rowley, el amigo de Greg, se comiera el queso, todo el mundo se entero de que el queso había desaparecido y le echaron la culpa a Greg, este y su amigo se enfadaron, aunque al final acabaron reconciliándose.
Y así Greg cuenta todo lo que le pasa día a día, sus aventuras, sus problemas y sus cosas en el diario que le regalo la madre, que aunque al principio le parecía una cosa de chicas lo acabo utilizando mas de lo previsto.

Sara Canteli Bárcena nº4 3ºA "El sí de las niñas"

  •            Reseña de la época y del autor


         Leandro Fernández de Moratín nació en Madrid el 10 marzo de 1760. Y murió en París el 2 de junio de 1828. Fue un gran poeta y dramaturgo español además del autor de teatro más relevante del siglo XVIII. Su padre era el poeta, dramaturgo y abogado Nicolás Fernández de Moratín y su madre Isidora Cabo Conde (ambos asturianos).

  •       Tema


         Moratín trata un problema muy de la época en la que está escrita la obra: el de los matrimonios de conveniencia. Además, la historia, se ajusta a las tres unidades básicas por las que se debían regir las obras de teatro, la obra desarrolla una sola historia (acción), ésta ocurre en un único escenario (lugar) y durante un solo día (tiempo).

  •                 Argumento

        
La obra transcurre en una pensión de Alcalá. Al comienzo de la historia aparecen Don Diego un hombre de casi sesenta años y su criado Don Simón hablando mientras esperan a Doña Francisca, una joven de dieciséis años, a su madre y a su criada  en el pasillo al que dan las habitaciones. Don Diego se sincera con Simón a cerca de los sentimientos que siente por Paquita (Francisca) y le anuncia que se casarán en unos días. Don Simón, que pensaba que el novio al que se refería Diego no sería otro que su sobrino y no él, se queda anonadado ante el sentimiento que éste siente por ella y se sorprende por la gran diferencia de edad que ambos se procesan.
Al cabo de unos minutos llegan Doña Francisca, su criada, Rita, y su madre, Doña Irene. Don Diego, Doña Francisca y Doña Irene se sientan un rato a hablar. Don Diego insiste en el amor que tiene por Paquita y ésta, al sentirse un poco incómoda hablando con él, se marcha. Se quedan únicamente Doña Irene y Don Diego en la conversación. Doña Irene está encantada con el pretendiente de su hija y ya hacen planes para la boda que se celebrará en un par de días. Hablan durante un rato sobre la pequeña Paquita y sobre su vida con las monjas en Guadalajara.
Al rato, Rita, entra en la habitación en la que se halla Paquita y le anuncia la llegada de Don Carlos (el primer y único amor de Doña Francisca. Hasta el final de la obra ésta se refiere a él cómo Don Félix). Ante la noticia, a Paquita se le ilumina la cara. Rita le dice que se encontró hace poco con Calamocha, el criado de Don Carlos, que le dijo que éste no tardaría mucho en subir a la pensión.
Después de que Don Carlos prometiese a Doña Francisca que la libraría del supuesto compromiso del que ella le había hablado, Don Diego descubre a su sobrino vagando por la noche en el pasillo de la pensión. Ambos son ajenos a todo lo que está pasando.
Tras fuertes discusiones cada uno descubre que está haciendo esa noche en aquella pensión de Alcalá. Ambos luchan por el amor de una única joven: Doña Francisca.
Al amanecer del día siguiente, Paquita confiesa el amor que siente por Don Félix ante Don Diego y su madre. Al poco de que Francisca se enterase de que Don Félix era en realidad Don Carlos, el sobrino de su prometido, Don Diego, al no soportar ver sufrir a la que sería su futura esposa y a su joven sobrino, aprueba el amor y el compromiso entre ambos.

  •    Personajes principales y secundarios:


Doña Francisca: Joven de dieciséis años que abandona el convento en el que vivía al cuidado de unas monjas para comprometerse con Don Diego.

Don DiegoSeñor de casi sesenta años que lucha por el amor de Paquita. 
Tío de Don Carlos.

Don Simón: Criado de Don Diego.

Doña Irene: Madre de Doña Francisca. Solamente concertó el matrimonio entre Don Diego y su hija para salir de la precariedad económica que estaban viviendo.

Rita: Criada de Doña Irene y de su hija.

Calamocha: Criado de Don Carlos y posible amante de Rita.

Don Carlos: Sobrino de Don Diego. Está enamorado de Doña Francisca y ésta se refiere a él como Don Félix.


  •      Estructura


Estructura externa        

La obra se divide en tres actos y treinta y ocho escenas:
Primer acto: nueve escenas.
Segundo acto: dieciséis escenas.
Tercer acto: trece escenas.


Estructura Interna

Se distinguen claramente tres partes dentro de la obra:
Planteamiento: Se presentan a los personajes y la llegada de Doña Francisca y familiares a la pensión.
Nudo: Las llegada de Don Carlos a la pensión y la confesión del amor de Paquita y de éste último ante Don Diego y Doña Irene.
Desenlace: Consentimiento del enlace por parte de Don diego y posteriormente por parte de Doña Irene entre Doña Francisca y Don Carlos.
  •  Tiempo y espacio

El tiempo es desde las siete de la tarde a las cinco de la madrugada del  día siguiente y el lugar es una pensión en Alcalá de Henares.


miércoles, 28 de mayo de 2014

El si de las niñas || Ficha de MIGUEL LORENZANA Nº17

El Sí de las Niñas (Leandro Fernández de Moratín) Miguel Lorenzana
Leandro Fernández de Moratín (Madrid, 10 de marzo de 1760 - París, 2 de junio de 1828) fue un dramaturgo y poeta español, el más relevante autor de teatro del siglo XVIII español.

Personajes
Doña Francisca o Doña Paquita: Hija de Doña Elvira está destinada a casarse con Don Diego pero su verdadero amor es Don Carlos
Don Diego: Señor de 59 años que pretende casarse con Doña Paquita
Don Carlos: Sobrino de Don Diego, amante de Doña Francisca
Doña Irene: Madre de Doña Paquita
Don Simon: Criado de Don Diego
Calamocha: Ayudante de Don Carlos
Rita: Criada

Resumen
Don Diego pretende casarse con Doña Francisca una buena moza sacada del convento de Guadalajara, este se lo cuenta a su gran amigo Simón, Simón al principio está confuso y no sabe si él se quiere casar con Doña Paquita o pretende que  su sobrino Carlos teniente coronel de España se case con ella, Don Diego le dice que Don Carlos que se busque otra. La madre le dice que se case con Don Diego como buena moza que es hace caso a su madre. Doña Francisca ve por primera vez a su futuro prometido la diferencia de edad es considerable, Don Diego tendrá unos 59 años y Doña Francisca unos 16 años. Doña Irene, la madre dice que no importa la edad en realidad lo que quería la madre era el dinero de Don Diego. Don Diego se habla con cartas con su sobrino Carlos que estaba en Zaragoza, Carlos tan bien hablaba con Doña Paquita de lo que había sucedido que si él se acercará a salvarla de su prometido. Así fue Don Carlos fue a la ciudad de Madrid con su ayudante Calamocha a ver quién era ese prometido y a buscar el amor de su amada. Cuando se enteró que el prometido era su tío decidió  no molestarle más debido al respeto que le tenía, este decidió marcharse de la ciudad y volver mas tarde entregándole una carta a Doña Paquita contándole lo que había sucedido. Desgraciadamente esa carta paró en las manos de Don Diego, que leyó lo sucedido y vió que Doña Paquita estaba infeliz porqué había perdido su amante. Le dijo a su sobrino toma la mano de tu nueva esposa.

Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez || Ficha de MIGUEL LORENZANA Nº17

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA   de GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ


Esta novela trata de una historia que se desarrolla en un pueblo,  Manaure, en torno a una boda, la relación entre los vecinos del pueblo, del honor y la deshonra.
El principal protagonista es Santiago Nasar, que es la víctima y al que todos sabían que lo iban a matar y nadie hizo nada para impedirlo.
En el primer capítulo hace una descripción de él, de su madre, su afición por la caza, heredada de su padre, de cómo habían transcurrido las horas después de la boda y de la intención de ir al puerto a recibir al obispo.
En el capítulo siguiente, el autor nos presenta a otro protagonista importante, Bayardo San Román, que un día llegó al pueblo, pero nadie sabía su origen, poseía muchas cualidades,  una gran fortuna, él decía que era ingeniero de trenes. Vivía en una pensión. Un día vio pasar a Ángela Vicario con su madre, por delante de la fonda donde se hospedaba y aseguró que sería su esposa. Desde ese momento intentó seducirla con toda clase de regalos. En principio, la familia no los aceptaba, pero al final se rindieron ante tales ofrendas, pues los Vicario eran de condición humilde y toda la familia, hermanos y padres, consideraron que Ángela debía casarse con él.
Llegó el día de la boda, anterior al de la visita del obispo. Todo el pueblo iría hasta el muelle, a recibirlo y a llevarle toda clase de ofrendas. La madre de Ángela le había propuesto que les casara el obispo pero ella no quiso.
A la boda, asistieron muchos invitados,  los esposos recibieron muchos regalos, entre ellos un coche descapotable (el novio). Hacia las seis de la tarde, Bayardo decidió llevar a su esposa a la casa de sus sueños, la del viudo Xius, que a pesar de costarle gran tristeza venderla, por el valor emocional que para él tenía, terminó rindiéndose, no se resistió  a la cantidad desorbitada de dinero que Bayardo le pagó.
El resto de los invitados siguieron de fiesta, entre ellos los hermanos gemelos de la novia (Pedro y Pablo Vicario) y otros amigos.
Sólo unas horas después de su matrimonio, Bayardo devuelve a  la bella Ángela Vicario, a la casa paterna, por deshonrada.
Los hermanos obligaron a la hermana a revelar el nombre del que la había deshonrado y ella contestó que Santiago Nasar. Desde aquel momento decidieron que lo matarían con los cuchillos que utilizaban para sacrificar a los animales. Salieron de su casa y lo proclamaron a voces, pero nadie se lo impidió. Tenían fama de ser buenas personas yaunque de profesión eran matarifes, consideraban que no eran capaces de “matar  ni a una mosca. En el fondo no querían hacerlo, pero creían  que era cuestión de honor.  Todos lo sabían: Clotilde la de la tienda, su marido, el padre Amador, que se olvidó de avisar a la madre de Santiago, con los preparativos del obispo;  Margot (amiga de Santiago); los hermanos de ésta… y nadie hizo nada para evitarlo.
Cuando Santiago se enteró, en casa de su novia, quiso coger la escopeta, pero no la encontró, salió corriendo a la plaza rodeado por el bullicio de la gente y se dirigió corriendo a su casa. Se encontró con el portón cerrado, pues su madre pensaba que élestaba en casa. No pudo escapar y lo mataron a cuchillazos.
Los hermanos Vicario fueron encerrados. Su  madre pidió al “padre” que les confesara. Pedro se negó y convenció a su hermano de que no tenían nada de que arrepentirse. Aprendieron un oficio en la cárcel y rehicieron sus vidas.
No se encontró ninguna prueba de que Santiago hubiera sido  el agresor.
Después de muchos años, Bayardo San Román había vuelto para quedarse. Llevaba en su maleta ropa y casi dos mil cartas que Ángela le había escrito, ordenadas por fechas.